Top 5 de tesoros más buscados y jamás encontrados

Por PUBLIMETRO

El reciente hallazgo del tesoro del galeón San José en aguas del Caribe colombiano a despertado un nuevo interes por estos naufragios llenos de oro y plata de la épca de la Colonia.

A propósito del tema, recordamos los cinco tesoros más grandes que jamás han sido encontrados:

1. Tesoro del fondo del lago Guatavita: lejos de la bravía del mar, en pleno lecho de agua dulce y apacible, se esconde un tesoro hundido que no procede de naufragio alguno… Se trata de una enorme cantidad de oro, lanzada durante siglos por los antiguos nativos del lugar a las profundidades del lago Guatavita, en Colombia, como ofrenda al espíritu del agua.

2. Cargamento perdido del Nuestra Señora de Atocha: la embarcación Nuestra Señora de Atocha, un navío español que trasladaba tesoros desde América hacia Europa, naufragó el 6 de septiembre de 1622, cuando se topó con un huracán, en inmediaciones de los Cayos de la Florida, mientras navegaba de regreso a España. El 20 de julio de 1985, el estadounidense Mel Fisher logró hallar parte del botín, pero aún permanecen bajo las aguas 17 toneladas de plata, 27 kilos de esmeraldas, 128 mil monedas y 35 cajas de oro.

3. Reliquias familiares de Virginia: corría el año 1863, cuando el coronel del Ejército de los Estados Confederados de América, John Singleton Mosby, perpetró el saqueo a los cuarteles generales de Edwin Stoughton, alzándose con el monumental tesoro de las reliquias de las familias de Virginia. Mosby, temeroso de que semejante fortuna cayera en manos enemigas, entregó el botín al sargento de su mayor confianza con la estricta consigna de esconderlo tan bien como pudiera; lo que logró hacer excelentemente, si consideramos que todavía no ha sido encontrado.

4. El tesoro de Lima: se cree que a unos 560 kilómetros de Costa Rica, en las islas Coco, yace escondido un tesoro conformado por monedas de oro, estatuas, joyas, coronas, piedras preciosas y barras de oro y plata, por un valor actual de 270 millones de dólares. Habría llegado hasta allí en manos del capitán inglés William Thompson, a quien, en 1820, se le asignó la misión de tomar las riquezas desde Lima, en Perú, para trasladarlas hasta México. Desde entonces, muchos han intentado rastrear el tesoro y existen fotografías, del año 1910, que atestiguan la búsqueda que el propio ex presidente estadounidense Franklin Roosevelt emprendió junto a algunos amigos.

5. El tesoro de la Noche Triste: cuenta la historia que, hacia finales de 1520, los aztecas de la ciudad de Tenochtitlan, hastiados por la opresión del conquistador Hernán Cortés y las huestes españolas, decidieron esconder la mayor parte de sus tesoros en la cuenca seca que surcaba los alrededores de la capital. Tras la batalla de la Noche Triste, el tesoro jamás fue hallado.

Encuentre más información de Colombia y el Mundo aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo