Rata mordió la cara de un niño en clínica de Cartagena

Por El Universal

Marlon Alcalá Arenas y su esposa Jénifer Morillo García esperaban su primer hijo, que nació el pasado 24 de noviembre. Le pondrían Max Lizander, nombre que escogieron desde su tercer mes de gestación.

Maximiliano que significa “el más bello” siempre será recordado así por sus padres  debido a una dificultad respiratoria no especificada, solo sobrevivió tres días.

En la madrugada del pasado viernes, después de recibir una llamada de la Clínica Cartagena del Mar, donde nació Max y permanecía hospitalizado junto a su madre, en la que le informaban que el bebé había sufrido un paro cardiorespiratorio.

“El bebé murió a las 12:55 de la madrugada. Yo salí acompañado de mi suegro y a esa hora nos tocó caminar 15 cuadras buscando un taxi que nos llevara. Encontré a mi hijo igual a como lo había visto los días anteriores, blanquito, bello, pero sin cables, tubos ni nada, ya había fallecido”, cuenta Marlon.

El padre lamenta no tener una fotografía de su hijo vivo, todo por seguir las indicaciones de un letrero puesto en la UCI neonatal, que indica que está prohibido usar cámaras. Al bebé recién nacido solo lo vieron sus padres y su abuela materna.
Y es que además del dolor que produce la muerte de un hijo, Marlon tuvo que enfrentarse a algo peor.

“La jefe de neonatos me llamó y me dijo que fuera a buscar el cuerpo del bebé porque la morgue de la clínica es un sitio temporal que no está en condiciones aptas para recibir varios cuerpos y que de haber otro cadáver le darían prioridad. Así que fui hasta allá acompañado de mi suegro y nos acompañaron una auxiliar de enfermería, la doctora y el vigilante. Cuando llegamos al lugar estaba abierto, allí estaba el niño tapado con una manta azul y noté que algo se movía debajo, lo destapé y vi una rata comiéndose el rostro de mi hijo”, recuerda Marlon.

Ira e indignación
Tras lo sucedido, el suegro de Marlon hizo varias fotos del bebé con la cara destrozada y del lugar en el que estaba. De un hueco en la pared, por el que ellos presumen entró el roedor y de partes del cielorraso destapado, según observaron.

A pesar del dolor de su pérdida, Marlon considera que debe haber una sanción para la clínica, que garantice que lo que pasó con Max no vuelva a suceder, por eso se dirigió a la Fiscalía donde se negaron a recibir su denuncia. Por lo anterior él y su familia se reunirán hoy con un abogado de la Defensoría del Pueblo que los guiará en su trámite.

El Universal se comunicó con la Cartagena del Mar para conocer su posición frente al caso expuesto por Marlon, pero se nos informó que solo hoy el gerente de la entidad podría atender nuestra llamada. 

Lea también

Firman contrato para iniciar obras de autopista Antioquia-Bolívar

Santos asegura que Colombia vive una “revolución de infraestructuras”

Policía encuentra armas blancas dentro del Pascual Guerrero

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo