Farc se concentrarían en ‘zonas especiales para la paz’

La propuesta (que va acorde con lo señalado hasta ahora en La Habana) se concretaría tras la desmovilización de la guerrilla.

Por Publimetro / EFE
Posconflicto
Apoyo de España

El ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, cifró hoy en 3 millones de euros (unos 9000 millones de pesos colombianos) la aportación española al fondo fiduciario europeo que se destinará a distintos proyectos de la etapa del posconflicto en Colombia.

España es el primer país miembro de la Unión Europea en aportar a este fondo, cuya aportación están negociando otros países miembros, señaló este martes en Madrid el ministro español junto a la canicller María Ángela Holguín.

Este fondo, del que España ha sido uno de los mayores “gestores”, según declaró Holguín, es una prueba del apoyo de España al proceso de paz colombiano y será “fundamental” en la construcción de Colombia tras la firma de los acuerdos de paz en La Habana.

Los recursos de este fondo, indicó Holguín, se dedicarán a proyectos diversos como son iniciativas relacionadas con la desigualdad de género, el “fortalecimiento” institucional a nivel local y los temas agrícolas “donde hay mucho por hacer”, añadió.

Desde La Habana, y comenzando a delinear lo que sería su futuro tras una eventual desmovilización, las Farc propusieron este martes,   la creación de zonas especiales de paz en las que se concentraría a los combatientes desmovilizados, en territorios de “influencia histórica” de la guerrilla y donde llevarían a cabo acciones para reparar a las víctimas.

“El criterio principal para la delimitación geográfica de tales territorios será la presencia histórica y actual de las Farc, en estrecha relación con las comunidades”, señaló desde Cuba Luis Alberto Albán, alias Marco León Calarcá.

Según la insurgencia, estas zonas de paz tendrán un “régimen especial y extraordinario” bajo una regulación “específica” para la “organización política, económica y social”, que será además “participativa, autogestionaria y comunitaria”, y permitirá llevar a cabo las “acciones reparativas en desarrollo de la justicia restaurativa”.

“Tal proceso implica el reconocimiento de las formas propias de organización social de las que ha hecho parte la insurgencia a lo largo de su historia”, indicó ‘Calarcá’.

Se trata de una de las propuestas de la guerrilla para el fin del conflicto, un proceso que consideran de “normalización territorial con las Farc”, que contribuirá a la reparación de las víctimas y las garantías de no repetición”.

“Al mismo tiempo, tendrán la función de posibilitar la concreción del proceso de cese bilateral de fuegos y de hostilidades definitivo, y la dejación de armas por las partes”, subrayó el guerrillero.

La propuesta está acorde con lo que hasta ahora se ha hablado tanto en La Habana como en el país, en donde incluso la oposición ha hablado de estas zonas de concentración para la guerrilla.

Además, serviría para que los guerrilleros paguen las condenas a los que se hagan merecedores luego de pasar por el sistema de justicia transicional para la paz.

De hecho, este lunes, el comandante de las Farc,, alias Timochenko, ya había señalado que las partes están a punto de alcanzar un acuerdo definitivo en materia de justicia transicional, ya que han consensuado 74 de los 75 puntos de dicho acuerdo.

La refrendación
El Gobierno no se pronunció tras la propuesta, pero en lo que sí ha puesto su energía es en el método de refrendación de los acuerdos, una vez se firme la terminación del conflicto colombiano, el cual sería un plebiscito.

De hecho, este mismo martes, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que este método es lo más democrático, transparente y sencillo para refrendar los acuerdos que se alcancen en La Habana.

“Hemos hecho todas las consultas: ¿cómo sería lo más fácil, lo más democrático, lo más transparente, lo más sencillo?, un plebiscito, así de sencillo, para que el pueblo colombiano salga y diga, sí o no”, afirmó el mandatario al intervenir en la clausura del Curso de Altos Estudios Militares y del Curso Integral de Defensa Nacional.

“Si un acuerdo puede tener 30 o 40 puntos habría que poner cada punto, porque así lo ha dispuesto la Corte Constitucional, a referendo. Ustedes se imaginan el pueblo colombiano votando por cada punto de los acuerdos, eso no es viable”, argumentó.

“Lo viable, lo sensato, lo más sencillo, pero también lo más contundente es que cuando lleguemos a los acuerdos los divulguemos, hagamos pedagogía, esto es lo que se negoció y este es el precio de la paz. Y el pueblo colombiano va a poder decidir en su leal saber y entender, yo pago ese precio -porque toda paz tiene su precio- o no lo pago”, concluyó el presidente.

Encuentre más información de Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo