Top 5: Lugares escalofriantes de Bogotá y sus alrededores

La ciudad está llena de sitios aterradores en los que muchos aseguran hay presencias fantasmales.

Por Publimetro

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.3”; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

De ultratumba… Recordando las grabaciones con Angela Serrano Sandra Caballero Torres

Posted by Hernán Moreno on Jueves, 15 de octubre de 2015

Bogotá es una ciudad que ha ido creciendo con el paso de los años, pasó de ser un pequeño conglomerado de casas a finales del siglo XIX a ser una compleja metrópoli del siglo XXI. La capital también tiene puntos que parecen haberse quedado dongelados en el tiempo y en los que muchos aseguran se pueden sentir y presenciar hechos de ultratumba, lugares que se convirtieron en puntos célebres por sus historias de espantos, violencia o prácticas esotéricas. Basados en el imaginario popular y la historia de estos sitios, PUBLIMETRO eligió los 5 lugares   más aterradores.

1. Cementerio Central

Sin lugar a duda el Cementerio Central es uno de los puntos más aterradores para los bogotanos debido al abandono al que ha sido sometido en los últimos años. Dentro de este caposanto, el sitio más lúgubre y espeluznante es ‘El Caracol’, una escalera que conduce hacia un mausoleo subterráneo muy oscuro y con un olor bastante penetrante. Quienes han ingresado allí aseguran que se siente un frío tremendo y que es un lugar muy cargado de energías negativas. Antes de reforzar la seguridad en el cementerio, allí traían a personas que violaban y asesinaban. Otros lo escogían para suicidarse.  

Vea más información relacionada: Bogotanos no votarán en las elecciones

A esta necrópolis también es usada por personas que se dedican a la brujería. Ellos acuden a las almas a través de ritos de magia negra para contactar a las almas y buscar el daño a terceros.

2. Hospital San Juan de Dios

Uno de los hospitales más antiguos de Bogotá, durante muchos años fue el principal centro asistencial de la ciudad hasta que en 2002, por la falta de compromiso político fue abandonado y cerrado. Sus pabellones y salas están repletos de historias de ultratumba, las familias que lo convirtieron en su hogar aseguran que se han registrado apariciones y fenómenos paranormales, como el fantasma de una monja que actuaba cuando las enfermeras dormían, o las historias de la morgue, entre otras.

3. Salto de Tequendama

Durante muchos años fue el sitio de encuentro de muchas familias de Bogotá debido a la majestuosidad de las cataratas del Tequendama, aunque también era el punto escogido por muchos para dejar la vida y entregarse a la muerte saltando desde el mirador del hotel que está cerca. Una de las creencias, según se cuenta en estos registros, era que el hotel en algún momento se iba a ir hacia el precipicio.

Vea más información relacionada: Historias atracos Bogotá

4. El ‘pueblo fantasma’ de La Calera

A mediados de los años 30, en ese sector de Cundinamarca florecía la cementera Samper y sus trabajadores comenzaron a construir sus viviendas cerca a la empresa. Luego de más de 60 años, la cementera cerró sus instalaciones por lo que este caserío fue abandonado y hoy en día es un lugar de romería para cientos de personas en busca de adrenalina. Quienes han visitado el lugar aseguran que se escuchan ruidos extraños y hasta han visto apariciones de fantasmas. Este lugar es muy frecuentado en el mes de octubre y en vísperas de Halloween.

5. La casa del Virrey Sámano

En pleno centro de Bogotá, en el tradicional barrio La Candelaria, se encuentra ubicada la residencia del Virrey Juan de Sámano. En la esquina de la carrera 4ª # 10-14, muchos aseguran haber visto una figura coja y jorobada de un viejo quien aseguran es el fantasma del Virrey. Quienes lo ven aseguran que el ruidoso sonido de los tacones virreinales son la antesala a la aparición de la espantosa figura que continúa molestando a los transeúntes desprevenidos que se atreven a caminar por la acera en altas horas de la madrugada.

MÁS DE BOGOTÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo