Cinco cosas que puede hacer cuando un taxista le presta mal servicio

Por Publimetro

La constante polémica por el servicio que prestan los taxis en Bogotá y las principales ciudades del país y que ha llevado a que los usuarios muestren su inconformismo y hasta busquen nuevas modalidades de transporte –como Uber–, ha puesto en tela de juicio al gremio, así como la capacidad de las autoridades para controlarlos.

Las quejas se incrementan cada día (solo en Bogotá, según la Secretaría de Movilidad, se reciben al menos 22 quejas diarias por mal servicio), por lo que para evitar esto y hacer respetar sus derechos como usuario de un servicio, las autoridades hacen varias recomendaciones al respecto.

A continuación le dejamos cinco cosas que puede hacer si se topa con un taxista que le brinda un mal servicio y las situaciones de este tipo más comunes.

Lea también: Aumentaron las quejas contra taxistas en Bogotá

1. El “por allá no voy” se ha vuelto recurrente entre algunos taxistas (no todos, claro está) y es una de las quejas más comunes de los usuarios. Sin embargo, está estipulado que el taxista no puede negarse a prestar el servicio. Si es así, tome sus placas (y el nombre del conductor, si puede) y denúncielo ante la autoridad local de tránsito y/o la Policía de Tránsito para que este inicie un proceso en su contra. Quienes se nieguen a cumplir con el servicio pueden recibir multas de 874.000 pesos.

2. En caso de que note un cobro que no corresponde al valor real de la carrera o que el taxímetro está adulterado, puede negarse a pagar la carrera y solicitar la presencia de un policía. El uniformado deberá intentar que las partes lleguen a una conciliación, pero si esto no se logra, puede solicitar la presencia de un funcionario de la autoridad de movilidad local para que revise el estado del taxímetro. Si usted tiene razón, no deberá pagar el servicio e incluso podría denunciar al taxista ante las autoridades judiciales.

3. El llamado ‘banderazo’ o arranque inicial de una carrera solo debe cobrarse una vez, sin importar si se va a dejar o a recoger a más de un pasajero, siempre y cuando el pasajero y el taxista acuerden la ruta inicialmente. Por esto, si se cobra este (u otros recargos) de más, tiene derecho a negarse a pagar de más. Al igual que en la situación anterior, debe llamar a un policía de tránsito para conciliar con el taxista.

Lea también: 5 objetos que los paisas dejan olvidados en los Taxis

4. Siguiendo con el tema de los recargos, otro de los casos más comunes es el del recargo por llevar a un pasajero a zonas aledañas al aeropuerto o a La Terminal. Sin embargo, la norma dice que el usuario debe manifestar expresamente que su destino final es alguno de estos dos lugares, por lo que dirigirse a un lugar vecino a alguno de estos no es mérito para que se le cobre la tarifa extra. Es decir: no tiene que pagar si el taxista le cobra este recargo así solo pase cerca a uno de estos puntos.

5. En caso de que pague su carrera con un billete de alta denominación, el taxista tiene la obligación de tener o buscar cambio para darle las vueltas. Aunque se recomienda que los usuarios sean solidarios y procuren pagar con sencillo, sigue siendo obligación del taxista, pues el que presta el servicio. Llamar a la línea 123, solicitar la presencia de un policía de tránsito o denunciar el caso ante la empresa a la que está adscrita el taxi son su opción.

Encuentre más información de Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo