En riesgo el patrimonio cultural de Bogotá

Por PUBLIMETRO

Bogotá cuenta con 545 monumentos ubicados en el espacio público, de los cuales 423 están avaluados en cerca de 35 mil millones de pesos.

El Concejal Miguel Uribe Turbay denunció, en debate de control político en el Concejo de Bogotá, el alto grado de abandono al que la Administración Distrital, ha sometido los monumentos conmemorativos de la ciudad.

Según el trabajo de campo realizado por el Concejal a 73 monumentos, el 45% presentan vandalismo, el 52% registran alta percepción de inseguridad por el entorno en que se encuentran, el 55% suciedad y el 75% deterioro natural.

Solo el 17% de los monumentos visitados se encuentran en buenas condiciones, es decir no presentan deterioros ni grafitis. Es muy importante preservar la memoria histórica de la ciudad. El patrimonio cultural es un medio de aprendizaje para las nuevas generaciones”, puntualizó.

Monumentos como: Banderas, ubicado en la Avenida Las Américas con Carrera 80, realizada en homenaje a la IX Conferencia Panamericana de 1948; Pórtico en el Parque Tercer Milenio avaluado en 745 millones de pesos; La Mariposa, ubicada en la Plaza San Victorino, avaluada en 430 millones; el Ala Solar ubicada al frente al Centro Administrativo Distrital (CAD) en la calle 26 avaluada en 76 millones de pesos, entre otros, se encuentran en alto riesgo no solo económico, sino histórico.
Uribe Turbay recordó que como meta del Plan de Desarrollo del Alcalde Gustavo Petro se estableció ejecutar acciones de conservación y protección en 50 bienes muebles-inmuebles de interés cultural en el espacio público, es decir, en tan solo el 9% de los monumentos y objetos artísticos.

“Para esta meta se destinaron 9.200 millones, de los cuales sólo se ejecutan 1.900 millones de pesos para la realización de obras de restauración y mantenimiento de monumentos. Los 7.300 millones de pesos restantes se gastan en consultorías y contratos de interventoría“, explicó.

Manifestó que la Administración distrital ha sido negligente en aplicar sanciones a los infractores que atentan con el patrimonio cultural material de la ciudad, lo que ha propiciado que personas ocasionen daños, grafitis a los monumentos y generen suciedad e inseguridad en el entorno en que se encuentran.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo