La crisis fronteriza colombo-venezolana ve una luz al final del túnel

Por EFE

La crisis entre Colombia y Venezuela empieza a ser tomada en serio por la comunidad internacional que hoy mostró su intención mediadora mientras que en el paso fronterizo cerrado hace dos semanas se abrió un corredor humanitario para estudiantes como exigió el presidente Juan Manuel Santos.

La posibilidad de una mediación internacional surgió con la visita que hicieron este viernes a Bogotá los cancilleres de Brasil, Mauro Vieira, y de Argentina, Héctor Timerman, quienes se reunieron con su homóloga colombiana, María Ángela Holguín.

Los dos ministros viajaron como enviados de sus presidentas, “con el objetivo de conocer más de cerca la situación en la frontera entre Colombia y Venezuela y expresar su disposición para promover un diálogo entre estos dos países“, según un comunicado conjunto divulgado al final del encuentro.

Puede ver: Santos firma decreto para que deportados tengan salud

El interés de los dos gigantes suramericanos, muestra que algo ha cambiado con la ofensiva diplomática lanzada por el Gobierno de Santos para mostrar al mundo el drama de los deportados por Venezuela.

“Los dos cancilleres buscan contribuir con la solución a los problemas humanitarios y económicos en la frontera”, conscientes de “la importancia que asignan a la unidad de la región y a la solución pacífica y negociada de las diferencias”.

Por esa razón, tras su breve visita a Bogotá, Vieira y Timerman se trasladarán a Caracas donde se entrevistarán con la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, a quien transmitirán el mismo deseo de “promover y profundizar el diálogo entre las partes”.

Le puede interesar: Corredor humanitario crisis en la frontera

La mediación de Brasil y Argentina, sumada a la visita que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, hará mañana a Cúcuta, la ciudad por donde ha regresado a Colombia la mayoría de los deportados, es un indicador de que a pesar de que Bogotá y Caracas suelen resolver sus diferencias mediante el diálogo directo, el resto del mundo quiere implicarse de alguna manera.

Las puertas del diálogo directo entre Santos y Maduro empezaron a abrirse con la decisión del Gobierno venezolano de permitir un corredor humanitario para que centenares de estudiantes venezolanos, hijos de padres colombianos o de matrimonios mixtos, puedan pasar a Cúcuta a retomar las clases interrumpidas por el cierre de la frontera.

Lea también

Reunión de Santos y Maduro para resolver la crisis

MÁS DE COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo