Teatro, cultura y arte, de Fontibón para el mundo

Por @MigueRuiz
Mensajes para la comunidad y las autoridades

1. Invertir en las expresiones artísticas, en especial en el teatro que tiene la posibilidad de trabajar y crear consciencia.

2. Las administraciones locales deben aprovechar esta época de tanto conflicto y discusiones de paz y seguridad llegarle a las comunidades por medio del arte y de otros mensajes que no sean de represión, es mejor con educación.

3. Todas las artes deben cobrar una mayor importancia para sensibilizar a las personas y tener claro el futuro que queremos para nuestro futuro y el de los niños.

4. Hay que trabajar los valores por medio del arte, sea cual sea, es importante que no solo se hable o se escuche de valores. También se deben ver reflejados para que así desde la base se pongan en práctica.

El arte, en especial es el teatro, que encierra pasión y compromiso para llevarlo a cabo y mantenerlo vivo, aún en la actualidad cuando los avances tecnológicos y la vida ligada a los medios es algo que se considera vital. Pero en Fontibón hay un grupo de teatro que se formó hace más de 30 años y que quiere mantener esta expresión artística viva.

La Fundación de Teatro Experimental de Fontibón tiene como iniciativa mantener el teatro vivo, así ya no se lleve a cabo en lujosos teatros o que se pague grandes cantidades de dinero por una obra, ellos aún siguen actuando en la vida, recorriendo parques, pequeños teatros y espacios diversos para dar a conocer cultura a su comunidad.

Por esta razón hablamos con Emilio Samuel Ramírez, quien trabaja en esta fundación en la parte de la dirección de dramaturgia y el montaje de las obras, principalmente dos que en la actualidad son sus grandes proyectos y de las cuales no va a contar: “Este grupo nació en 1979, cumplimos 36 años de trabajo especialmente en el teatro de calle, pero no en lo que se conoce ahora como acrobacias malabares y espectáculos de circo. Nosotros representamos historias con una técnica y de una forma en la cual la gente en la calle le preste atención, los seduzca y nos vean”.

Con poco la FTEF ha hecho mucho

Sin ser una compañía muy grande o de elencos numerosos, trabajan y actúan en pro de una misma pasión: “Ahora tenemos un elenco de 8 actores principales, con ellos trabajamos y montamos obras de tipo popular con mucho contenido de situaciones de la realidad”, pero la escena y el apoyo no son lo que se espera o por lo menos eso es lo que dice Ramírez, quien ha encontrado en esta falta de escenarios y espacios una motivación para salir a mostrar su trabajo en otros lugares: “Nosotros hacemos funciones en donde se puede, tenemos nuestros propios equipos y transporte, no es mucho, pero con eso podemos llevar las obras a lugares en los que se puede representar. Nuestro escenario natural han sido siempre los parques, aunque estas obras las presentamos también en espacios cerrados”, una de sus obras llamada ‘Canovaccio’ se vio hace poco en un teatro fuera de la Localidad y es algo que los motiva a seguir trabajando: “La semana pasado estuvimos en una presentación en el Teatro Servitá en Usaquén, en el marco de un festival que organiza el Teatro Muro de Espuma”.

Pero el director de dramaturgia también destaca que mediante el arte han tenido la oportunidad de pasar las fronteras y llevar su teatro a otras partes: “Hemos hecho un par de giras por Latinoamérica, hemos trabajado en Europa; en países como Italia, Alemania, España”.

La falta de apoyo ha sido un aliciente para buscar cómo seguir

Aunque parezca difícil de creer y no se entienda cómo han logrado tener estas oportunidades, lo han logrado sin apoyo estatal directo: “Esta es una iniciativa privada, no tenemos apoyo o financiación de la Alcaldía Local, sí participamos en convocatorias que hace Idartes y gracias al aprendizaje de estos años tenemos proyectos que nos permiten seguir funcionando. Tal es el caso del ‘Teatro del Oprimido’ que es un proyecto que se usa para la educación popular y la formación de ciudadanos integrales”, el arte es una de las principales funciones de la Fundación de Teatro Experimental de Fontibón, pero la educación va de la mano y le han podido sacar jugo a esto para mantenerse.

La calle es su escenario, aunque su nombre y su nacimiento fue en Fontibón, tuvieron que ampliar su horizonte y buscar más sitios para demostrar lo que saben: “Nos toca estarnos moviendo en las diferentes localidades y en Colombia, no nos podemos limitar a esta localidad, ya que la falta de apoyo y el espacio reducido nos obliga a buscar más opciones y poder seguir con esta iniciativa del arte”.

Con la misma búsqueda de espacios también han celebrado con la capital del país su cumpleaños en muchas ocasiones y de esta manera acercan a nuevos jóvenes artistas a su grupo: “Hemos participado en más de 17 ediciones de las comparsas con motivo del cumpleaños de Bogotá, a través de esta vinculamos a jóvenes que les apasiona el teatro, muchos de la Localidad de Fontibón, también trabajamos con gente que se une de otras partes y con ellos hacemos talleres, formación y tienen finalmente participación en los eventos públicos”.

Dos obras con mucha ambición

Hay un par de obras de teatro que en este momento son el principal centro de atención de este colectivo de actores y artistas de teatro, la primera lleva poco más de un año, se llama ‘Canovaccio’ y empezó bajo la dirección de un peruano: “La obra Canovaccio es una obra de teatro cómico, basada en un movimiento de teatro europeo que tuvo lugar en el renacimiento y se basaba en teatro callejero con personajes clásicos. La palabra en italiano significa, trapo o limpión, pero también puede tomarse como argumento pequeño, es lo que hacemos nosotros con 4 historias que componen la totalidad de la obra. Fue montada hace un año, hemos hecho en diferentes lugares. La obra fue dirigida en un principio por un compañero peruano que se llama Alex Ticona”, pero un solo proyecto es muy poco para estos amantes del teatro, por eso en la actualidad hay una obra más criolla, histórica y que concentra sus energías de los últimos meses y en la cual tiene depositadas muchas expectativas: “También está próxima a presentarse ‘El Torbellino Comunero’, obra que cuenta toda la historia de José Antonio Galán y esa época en Bogotá”

Un pequeño refugio para su arte

Con la administración que le han dado a las últimas obras, el aprendizaje de los años y pensando hacia el futuro hay un espacio que ya los acoge: “Estamos estrenando, con muchas dificultades, una pequeña sala de teatro con la que esperamos unirnos más a la localidad. Queda en la Calle 24 D Bis # 99 – 28, en Facebook también nos pueden encontrara con el nombre de Teatro Experimental Fontibón y en la página web www.teatroexperimentalfontibon.org.

Ellos los invitan a conocer su trabajo, sus iniciativas, y por qué no, contagiarse de la magia del teatro, tan olvidado y al mismo tiempo tan vigente por personas como las que hacen parte de la Fundación de Teatro Experimental de Fontibón.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo