Mockus logró que Colombia dijera “la vida es sagrada”

Por PUBLIMETRO
Reacciones
Frases de la marcha

“Qué bueno marchar por las causas que nos unen y que causa más linda, más importante que la vida”.
Presidente Juan Manuel Santos.

“Hoy marchamos por la vida y la mujer, el 9 de abril marcharemos por la paz”.
Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

“Pepe (Mujica) dijo que admira mucho a Antanas Mockus, que le manda un abrazo y espera que se encuentren pronto”.
Esposa del expresidente de Uruguay José Mujica, Sofía Topolansky.

“La descarada intervención del aparato estatal para promover marcha es premonición de como abusarán del estado para aprobar referendo”.
Hijo de Álvaro Úribe, Tomás Uribe.

“En Colombia, algún día, matar será tan impensable como acostarse con la mamá”, dijo Antanas Mockus hacia la 1:30 de la tarde de este domingo 8 de marzo.

La frase hizo parte de un pequeño discurso -con las arengas de “la vida es sagrada” de fondo- desde una tarima que se puso frente al Capitolio en la Plaza de Bolívar, punto de encuentro de la Marcha por la Vida, una movilización que reunió a más de 30 mil personas en Bogotá y otros cuantos miles en 67 ciudades más de Colombia y el Mundo.

Pequeño el discurso porque Mockus no habló mucho. A lo mejor no había mucho más que decir. El objetivo de la marcha, para él, se cumplió. Miles de colombianos salieron a las calles (padres, hijos, hermanos, abuelos y hasta mascotas) para proclamar el respeto por la vida, consigna de la movilización, que salió ‘avanti’ pese a la polémica que la precedió y que también se hizo presente durante la jornada.

Una jornada que, en la capital del país, ya en momentos en que en otras latitudes del planeta había finalizado, inició poco antes de las 10:00 de la mañana.

En el Parque Nacional, frente a la Plaza de Toros, en el Parque Renacimiento y en diversos puntos de la carrera Séptima en el centro de la ciudad, los marchantes se aglomeraron esperando el ‘pitazo inicial’.

Desde el Renacimiento, fue el mismo Mockus (acompañado de Clara López, detalle para nada menor) el que dio inicio a la movilización que terminó frente al Libertador dos horas y media después.
Un sol inclemente se hizo presente. Y bajo el calor sofocante de la Sabana, aún así, miles de colombianos marcharon.

Cantantes y actores se hicieron presentes, pero también lo hicieron los políticos. Un buen tramo de la marcha, de hecho, Mockus caminó codo a codo con el presidente Juan Manuel Santos.

El que dijo que la marcha no tenía tintes políticos, se equivocó. La movilización se convocó para que todos asistieran, pero no todos lo hicieron. Y por ‘no todos’ debe leerse uribismo y sectores afines, quienes ‘marcharon’ por su propia cuenta en las redes sociales, donde tacharon la movilización como una ‘marcha prepago’.

Al parecer, al menos para algunos, la ‘Marcha por la Vida’ fue otra excusa para seguir haciendo mella en una división política que se profundiza cada vez más con el pasar de los días, principalmente, por la paz que busca Santos con las Farc en Cuba.

Y por eso, el mensaje no sobró: “Si el expresidente Álvaro Uribe quiere escuchar esto, es bienvenido. La paz de Colombia lo necesita a él también”, dijo Mockus desde la tarima en su pequeño discurso.
Por lo demás: Tutina con una paloma blanca en las manos, José Fernando Galán y David Luna (sin Enrique Peñalosa), Martín Santos al lado de su papá, los senadores Armando Benedetti por una acera e Iván Cepeda por la otra, la mencionada Clara López, así como Hollman Morris y Rafael Pardo… Y el alcalde Gustavo Petro, que hasta se dio el lujo de tomar la palabra en la tarima de Mockus, para invitarlo a la próxima marcha: la del 9 de abril.

Con políticos o sin ellos, Mockus insistió: “la vida no es conservadora ni liberal ni comunista. La vida es de todos, es sagrada, ¡Viva la vida!”.

“Objetivo cumplido”
Una joven alemana, cuyo nombre sería difícil de recordar incluso para alguien con ‘memoria de elefante’, que cargaba un letrero que decía “Alemania marcha por la vida”, así como un joven de Lituania, Irmantas Skerys, que dijo en un limitado español “amar a Mockus”, también hicieron parte de la marcha en Bogotá, como muestra de que no solo los colombianos querían mostrar su respaldo a la movilización.

Ese respaldo se sintió en ciudades distantes como Pekín (China), Londres (Inglaterra) o Madrid (España), así como en otras más cercanas como Santiago (Chile), Buenos Aires (Argentina) o Nueva York (Estados Unidos). Otras aún más cercanas como Cartagena, Medellín, Cali o Bucaramanga.
Una movilización se sumó a la otra y, al final, alrededor del Globo, más de 100.000 personas marcharon por la vida.

Por eso, para Mockus, la marcha fue un éxito. “Avanzamos muchísimo; no logré el impacto que quería, pero estoy satisfecho por otras cosas benignas que sucedieron. Creo que el objetivo se cumplió y que logramos que Colombia pensara por un momento en cómo sería el país si se respetara la vida”, reconoció el exalcalde.

“No logramos que viniera Álvaro Uribe, pero creo que le estamos dando mucha importancia, hay más senadores –ellos son 102-. Mucha gente me reclamó porque él no vino, pero lo importante es que logramos muchos aspectos positivos más importantes”, sentenció.

Lea también:

Famosos y personalidades le cumplieron a la Marcha por la Vida

FOTOS: Así transcurre la Marcha por la Vida

Le diría a Uribe que ya es hora de retirarse: Mockus

MÁS COLOMBIA AQUÍ

Loading...
Revisa el siguiente artículo