logo
Noticias
Noticias 19/02/2015

La decisión a medias de la Corte frente a la adopción gay

Análisis
Colombia aún no está preparada.

Por: Alejandro Michells.
Mesa LGBT de Bogotá.

El fallo de la Corte Constitucional era algo que se esperaba. Se creía que la Corte Constitucional se iba a inhibir en el tema, y de pronto iba a recargar esa responsabilidad en el Congreso, pero lo que se hizo fue demostrar que Colombia aún no está preparada para muchas cosas.

Lo que estamos viendo es un mensaje a la sociedad de que en Colombia todavía es una sociedad que discrimina, vulnera, aísla, maltrata y que hay un oportunismo político de sectores del liberalismo promoviendo la lucha por los derechos humanos de la comunidad LGBTI.

En todo caso, gana la comunidad LGTBI porque se logró que la Corte hiciera un debate histórico, sacara un empate y debiera nombrar un conjuez para sacar esta decisión. Gana porque queda la opción de que se puede adoptar cuando uno de los padres o madres biológicos así lo quiera con el consentimiento de su compañero o compañera permanente.

Acatamos, como siempre lo hemos dicho, los fallos de la Corte Constitucional. Algunas veces han sido a favor nuestro; algunas veces, como esta, han sido adversos, pero aquí lo importante es que, mientras tengamos voz, vamos a seguir luchando por todas esas personas que quieren tener un modelo de familia, indistintamente cual sea la orientación sexual. Lo importante es que tarde o temprano el tema tendrá que reglamentarse en el país.

Un ‘sí’ a medias o un ‘no’ a medias, dependiendo del lado desde el que se mire. Una decisión a medias ante un debate histórico, en todo caso.

Eso fue lo que resultó en la Corte Constitucional este miércoles, después de un debate sin precedentes frente a un tema tan trascendental que dividió al país en dos y que pudo reformar el concepto de familia en Colombia: permitir o no la adopción a las parejas del mismo sexo.

Y, por si fuera poco, así como el dicho de “a situaciones desesperadas, medidas desesperadas”, el Alto Tribunal aplicó un ‘a un debate sin precedentes, un hecho sin precedentes’ y anunció su decisión por medio de Twitter.

“Las parejas del mismo sexo solo pueden adoptar cuando la solicitud recaiga en el hijo biológico de su compañero o compañera permanente”, señaló la corporación en su cuenta oficial de la red social, que, dicho sea de paso, nunca se había usado para anunciar una decisión oficial de semejante importancia.

Sí, pero no
Fueron cerca de 10 horas de debate en la Sala Plena de la Corte Constitucional. En estos, cada uno de los magistrados expusieron sus posiciones para luego darle paso al conjuez José Roberto Herrera, quien había sido designado por el Tribunal para inclinar la balanza, luego de que la primera votación terminara con cuatro votos a favor y cuatro en contra.

No obstante, Herrera optó por un camino distinto al que se había tomado en esa primera votación. En aquella ocasión, la ponencia del magistrado Jorge Iván Palacio indicaba que las parejas homosexuales podían adoptar siempre y cuando cumplieran con los mismos requisitos que se le exigen a las parejas heterosexuales; y fue esto fue lo que llevó al empate.

Pero este miércoles, el conjuez hizo a un lado esa ponencia y elaboró de una nueva en la que pedía a los magistrados que se adoptaran los mismos principios que, en una tutela pasada fallada por la Corte, permitió la adopción a una pareja de dos mujeres solo porque una de ellas era la madre biológica de las menores que se pedía en adopción.

Los magistrados votaron a favor entonces de esta nueva ponencia, negando así que las parejas del mismo sexo puedan adoptar a un menor que no sea hijo de uno de ellos.

La decisión de fondo sobre si parejas homosexuales pueden adoptar queda en limbo, teniendo en cuenta que no se resolvieron las peticiones que llevaron a este debate en primera instancia, que alegaban derecho a la igualdad y que pedían adopción igualitaria, sin restricciones más allá de las ‘normales’ para una pareja heterosexual.

Reacciones
La polémica decisión causó reacciones de todo tipo. Por ejemplo, para el activista Mauricio Albarracín, director de la ONG Colombia Diversa, haber fallado en contra de la adopción habría sido negar el principio de igualdad de la Constitución de 1991, pero con la decisión la Corte lo que hizo fue atenerse a su jurisprudencia, posición que respeta y acata, aunque, en todo caso “la Corte tiene una deuda pendiente con la adopción igualitaria”.

Mientras tanto, para Javier Suárez, presidente de la Fundación Marido y Mujer, “la Corte Constitucional envía un mensaje contundente a las parejas del mismo sexo, al decirles que no son competentes ni idóneas, así como no lo es su espacio ni contexto y ambiente para la formación, la crianza y la educación de un menor de edad”.

Las reacciones son muestra de lo ambigua de la decisión, por lo que ambas partes esperan que se dé un debate a fondo y se decida de una vez por todas si se permite o no, plenamente, la adopción igualitaria.

Lea también:

Así recibieron las redes sociales el no a la adopción igualitaria

El referendo que busca impedir que los homosexuales adopten

Gobierno está de acuerdo con que parejas gay puedan adoptar

MÁS COLOMBIA AQUÍ