logo
Noticias
Noticias 03/02/2015

Richard Linklater va por el Óscar con ‘Boyhood’

Por : Gabriela Acosta 

Richard Linklater es un hombre que ha logrado hacer una carrera llena de contrastes, la paciencia es su mayor virtud y es la que le ha permitido llegar a la temporada de premios con la película Boyhood, una propuesta original de 39 días de rodaje a lo largo de 12 años con los mismos actores.

PUBLIMETRO habló con el cineasta y, aunque el tiempo fue corto por su agenda, que tras ganar el Globo de Oro aumentó considerablemente, contó de este proyecto considerado entre los favoritos para ganar en la próxima entrega de los premios Óscar. Linklater pertenece a la generación de directores independientes más importantes de la década de los noventa.

¿Por qué se siente tan atraído por este tipo de historias?
No lo sé… cada película podría hacerse una secuela. El cliché sería como: ‘Nunca termina o inicia’; algo así pasa con los personajes. Cada cinta que he hecho es como si fueran mundos paralelos, pero es divertido… es como el antes de las películas.

¿Cómo fue la llegada de Patricia Arquette y Ethan Hawke al proyecto?
Primero le pregunté a Ethan, porque trabajé con él un par de veces, es amigo y colaborador. Estaba pensando que podía hacer el papel del papá, porque estaba justo en esa edad. Entonces me puse a pensar quién podría ser la mamá. Había visto a Patricia una vez, le marqué y duramos mucho tiempo charlando. Es muy sensible, sin embargo es fuerte y apasionada. En esa conversación de dos horas, hablamos mucho de nuestras propias mamás, de nosotros mismos como padres y como niños. Entonces supe que era alguien que podía colaborar durante 12 años.

Es increíble ver el proceso de envejecimiento físico de todos estos actores.
Bueno, lo hice de manera gradual, porque estaba editando todo el camino. Supongo que después de ocho años –más o menos–, se convierte en parte del trabajo.

¿Tuvo que hacer muchas tomas?
Sí, hicimos un montón al día. Algunas escenas son más difíciles que otras.

¿Qué pasa con la escena de Harry Potter, fue real?
Eso es real. Nos dieron permiso en una tienda de libros en Austin, y conseguimos el papeleo para los derechos… lo hicimos sobre la marcha. No podríamos haber podido pagar para organizar eso.

Hay un montón de productos de Apple en la película, ¿por qué?
Ellos no patrocinaron nada, simplemente nos dejaron usar algunas cosas, eso es todo. Ahora se puede nombrar al año un computador, por desgracia. Ese es el mundo en que vivimos, al menos donde vivo.

¿Fue difícil mantener una coherencia visual con el tiempo?
No, no. Ese era el plan. Como iba diciendo, la cultura fue la que nos ayudó a permanecer igual, en gran medida. No quería que los estilos cambiaran para nada.

¿Hay una historia de amor con Ethan Hawke?
(Risas). Creo que somos compañeros, como hermanos de sangre. Fue hace 20 años cuando filmamos en Viena. No ha sido casualidad, nunca pensamos en trabajar juntos tantas veces, pero sí nos tenemos un gran amor entre nosotros (risas).

¿Qué sigue después de Boyhood?, ¿cuáles son sus proyectos pendientes?
Tan pronto como rodamos el primer episodio, fui a realizar la serie School of Rock. Tengo un montón de cosas. Por ahora todo está en pausa tras la temporada de premios y promoción de Boyhood. Vamos a ver cómo nos va en el Óscar, pero déjame decirte que admiro mucho el trabajo de Alejandro González Iñárritu.

¿Qué parte de su personalidad está en sus películas?
Las considero muy personales, así que supongo que mi personalidad está ahí. Siempre dije que esto era una colaboración entre mis recuerdos de la infancia, la niñez de Ellar, la infancia de Ethan, Patricia… pero es difícil decir porcentajes.

¿Se considera obsesivo con el tiempo?
No creo que sea una obsesión, es solo una aproximación. Es solo una manera de pensar la narración de historias. El tiempo es la esencia del cine de una manera. Esto es realmente lineal.

¿Hay tristeza por el final de este proyecto?
No es tristeza, nunca me sentí triste, porque era muy satisfactorio. Pero estábamos muy conscientes de que todo termina. Fue como decir ‘wow, se acabó’.  Ahora  se va a un nivel diferente, en el que el público llevará la cinta más allá.

Lea también:

Adam Levine de Maroon 5 cantará en la ceremonia de los Premios Óscar

“Birdman” se lleva el trofeo al mejor reparto de película en los premios SAG

Bradley Cooper engordó 20 kilos para la película ‘Francotirador’

MÁS ENTRETENIMIENTO