Gobierno da pistas sobre “desescalonamiento del conflicto”

Por PUBLIMETRO
Liberados
A responder a la Fiscalía

El general y sus deberán responder ante la Fiscalía por la investigación que se lleva a cabo por sus retenciones.
Los recién liberados deberán responder entrevistas de la Fiscalía Especializada contra el terrorismo, para esclarecer los hechos que permitieron que cayeran en poder de la guerrilla.
Las entrevistas, ordenadas por el propio fiscal Eduardo Montealegre, las tomarán agentes del CTI den fechas que están por decidirse.

Son días cruciales para el proceso de paz y su futuro. Tanto los negociadores del Gobierno como los de las FARC lo saben y han dado pistas de que las negociaciones de La Habana, cuyo reinicio parece inevitable, tendrían nuevas condiciones con el propósito de fortalecerlas y hacer que avancen más rápido.

Incluso, ambas partes han comenzado a hablar del “desescalonamiento” del conflicto. Al principio solo era una propuesta de las FARC que el presidente Juan Manuel Santos había rechazado tajantemente debido a su posición de negociar en medio de la guerra, pero este lunes, el jefe negociador del Gobierno, Humberto De la Calle, se mostró a favor del tema, dando a entender que la posición del Estado habría cambiado.

“Tenemos que concretar con las FARC medidas de desescalonamiento del conflicto. No nos podemos contentar con la superación de un obstáculo por difícil que haya sido. Llegó la hora de concretar gestos que nos indiquen que nos aproximamos al fin de conflicto”, advirtió De la Calle antes de viajar con su equipo negociador a Cuba, donde busca reiniciar los diálogos con la guerrilla.

“Hace meses venimos estudiando con las FARC estas medidas. Ahora tenemos que concretarlas”, insistió dando vía libre a la discusión sobre un posible cese al fuego, aunque no se especificó si se trataría de uno bilateral o unilateral.

La posición de la guerrilla frente al tema ha sido la misma desde el principio y fue ratificada tras la liberación del general Rubén Alzate, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego: el cese al fuego debe ser bilateral.

Reunión crucial
Para este martes está programada en La Habana una reunión que puede resultar crucial para el futuro inmediato y a largo plazo de las negociaciones.

Por primera vez luego de que se suspendiera el proceso tras el secuestro de Alzate y sus acompañantes, el pasado 16 de noviembre, negociadores de las FARC y del Gobierno se reunirán para hablar de cómo deben reiniciarse las conversaciones.

Es decir: no se retomarán inmediatamente con el ciclo 31 de los diálogos, sino que ambas partes se sentarán a discutir las eventuales condiciones para comenzar a hablar de paz de nuevo.

“Se van a ir un par de días un poco a evaluar dónde está el proceso, para dónde vamos, y a hacer una evaluación fría, objetiva, para ver cómo podemos continuar”, explicó el presidente Juan Manuel Santos tras reunirse con su equipo negociador.

De sortearse estas reuniones fructíferamente, según han indicado las partes, el proceso podría reiniciarse la próxima semana.

Este reiniciaría no solo con el ciclo de conversaciones número 31 sino con la última visita de un grupo de víctimas del conflicto a La Habana, donde, precisamente, se discute ese punto de la agenda.
También se reiniciaría la discusión para la dejación de armas con dos subcomisiones: la de la guerrilla liderada por Pastor Alape y la del Gobierno encabezada por altos mandos militares.

Lea también:

“Espero que General Alzate salga a decir qué pasó”

Gobierno colombiano y FARC harán “evaluación fría” del proceso de paz

La delegación del Gobierno colombiano viaja a Cuba para retomar el contacto con las FARC

MÁS COLOMBIA AQUÍ
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo