Para espantar a los clientes de un bar coloca cosas espantosas

Por PUBLIMETRO

Un hombre de Denia, Alicante, tomó medidas extremas para acabar con el ruido del local de al lado de su casa. Decidió poner en el patio que comparte con el restaurante lápidas y dos ataúdes para espantarles los clientes.

Por si fuera poco, en las ventanas más cercanas a las ventanas del local, colocó sujetadores, calzoncillos e incluso piyamas, todo esto bastante sucio.

El propietario del restaurante tapa, por el momento, con una plancha blanca todos los “objetos de decoración” de su vecino. Aunque las cosas han llegado al ayuntamiento de Denia, no se puede hacer nada ya que hay propiedad privada de por medio.

Lea también:

¡WTF! Se hace viral video de “exorcismo” en Starbucks

Fotos: Estos mensajes lo harán morirse de la risa

Fotos: Ellos quisieron presumir en Instagram y fueron desenmascarados

MÁS DE #DELAMENORIMPORTANCIA AQUÍ

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo