Lo que usted necesita saber sobre el primer embarazo

Por Monica Garzón

Para ser madre no existe un libro o un manual, nadie prepara a nadie para afrontar este cambio tan importante en la vida de una mujer. Ser madre por primera vez no es algo fácil, las dudas y la incertidumbre pueden generar tantos sentimientos a la vez, que logran provocar ansiedad en ella.

El estrés: Para tener un embarazo tranquilo, libre de preocupaciones maternales, lo primero que debe saber es que si tomó la decisión de tener un bebé, debe afrontar las cosas con calma pues es normal que tenga muchas dudas y se sienta insegura respecto a cómo se desempeñará en el rol de madre.

Si usted cree que la mejor manera de prepararse es hablar con alguien que tenga experiencia, seguramente su mamá o su abuela le pueden dar buenos consejos sobre cómo llevar el embarazo y hasta cómo cuidar a un bebé recién nacido. Lo importante es que usted sepa diferenciar esa línea de pedir un consejo y dejar que se entrometan.

Y aunque el cansancio se apodere de usted debe saber que esforzarse es una buena alternativa, pues con el pasar de los días se dará cuenta de que usted es capaz de resistir la presión, el estrés y hasta el sueño. Sin darse cuenta se convertirá en toda una heroína y descubrirá poderes que tal vez nunca pensó tener.

La edad ideal: Aunque mucho se habla sobre la edad adecuada para tener un hijo, solo una mujer y su pareja saben cuándo es el momento adecuado. Para la psicóloga Laura Reyes Jácome las mujeres suelen tener muchos proyectos de vida a nivel laboral, profesional y personal. Es bien sabido que uno de esos proyectos para muchas de ellas es poder tener hijos, verlos crecer y desarrollarse. Sí bien no hay una edad específica para tenerlos ya que éstos llegan por diferentes circunstancias, se podría decir que la edad adulta entre los 25 a 35 años, es la edad en la que puede ser más adecuado tener un hijo ya que hay un desarrollo intelectual, emocional, físico y económico que le permite a la madre desenvolverse y brindarle a su hijo la satisfacción de sus necesidades”.

No obstante, tener un hijo para muchas madres es sinónimo de cambio de vida, de ganas de salir adelante, progreso, madurez, por lo que enunciar una edad adecuada sería sesgar el proceso interno de madurez y de afrontamiento a la vida de cada mujer y en especial de cada madre.

Preparación: Si usted ya tomó la decisión de concebir un bebé, lo ideal es que vaya a una consulta pre-concepcional, para que allí le puedan revisar su estado de salud, detectar y prevenir posibles cosas que pudieran complicar el embarazo. Además debe recibir consejos sobre como mejorar los hábitos de vida (cigarrillo, licor, buena alimentación y hasta practicar ejercicio).

Los errores: Es normal que parte del estrés y la ansiedad por ser una mamá primeriza le haga caer en errores muy comunes, que aunque no son malos le pueden ayudar a tener una vida más tranquila.

1.Esteriliza absolutamente todo: Aunque es normal que usted no quiera que el bebé adquiera ningún virus, sobre todo durante los primeros días, no hay que obsesionarse con este tema.

2.Entra en pánico: El primer día en casa con el bebé puede resultarle bastante difícil, pues usted está pensando en todos los quehaceres de la casa pero a la vez no quiere descuidar ni un segundo a su hijo. Tranquila usted debe encontrar un punto intermedio para que pueda organizarse y hasta tener tiempo para dormir.

3.Lo abriga en exceso: No se exceda porque si lo abriga demasiado puede sudar mucho. Además, se ha comprobado que aumenta el riesgo de asfixia y hasta de muerte súbita.

4.Que nadie hable cuando duermen: Si usted quiere descansar al tiempo con el recién nacido es algo bueno, pero si no, usted debe acostumbrar al bebé a los patrones de sueño que se empiezan a relacionar con los ciclos de luz-oscuridad y el pequeño está más predispuesto a dormir más tiempo por la noche. Por eso debe percibir la luz del sol y habituarse a los ruidos cotidianos de la casa durante las siestas para saber cuándo es de día.

5.Dejarlo llorar sin consuelo: Muchas mujeres creen que consolar el llanto de un bebé es malacostumbrarlo, cuando un recién nacido llora usted debe consolarlo e intentar averiguar qué necesita o si tiene alguna molestia.

Lea también

Las alegrías de tener un hijo adoptado

Descubra si usted es o tiene una madre anticuada

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo