El virus de las ‘bacrim’ se extiende a 27 departamentos

Por PUBLIMETRO
Influencia
Zonas de las bacrim

Además de Cauca, Nariño y Chocó, donde las bacrim se disputan el territorio con las guerrillas del ELN y las FARC, el informe de la Defensoría, señala que tienen fuerte presencia en Córdoba, La Guajira, Antioquia, Vichada y Guaviare.

‘El Clan Úsuga’ (antiguos ‘Urabeños’ que en algunos sectores se define como ‘Autodefensas Gaitanistas’), ‘Los Rastrojos’, ‘La Empresa’, los llamados ‘bloques Meta’ y Libertadores del Vichada’, ‘La Oficina de Envigado’ y algunos grupos que todavía actúan a nombre de las ‘Águilas Negras’ y ‘los Paisas’.

Ocho bandas criminales emergentes, conformadas en su mayoría por paramilitares desmovilizados, tienen en jaque la seguridad ciudadana en buena parte del país.
Las casas de pique en Buenaventura, las guerras por los corredores del narcotráfico en Nariño, las masacres en Cali y los Llanos Orientales, así como el desplazamiento de miles de personas en la costa Caribe…

Todos son hechos atribuibles a estas bacrim que, de manera preocupante se han extendido ya a 27 departamentos del país, donde tienen presencia ‘certificada’ en al menos 168 municipios.

Así lo revela un preocupante informe del Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo que da cuente de cómo han pululado estas organizaciones criminales a lo largo y ancho del territorio.

El informe contrasta sobremanera con los resultados que el presidente Juan Manuel Santos (hoy de gira por Europa buscando apoyo al proceso de paz) dio hace apenas algunos días cuando indicó que el accionar de las bandas se había reducido en un 48% en el último año y que en menos de un mes su actuar delictivo había bajado en 25% gracias a una nueva estrategia de seguridad de la Policía y las Fuerzas Militares.

El mandatario incluso señaló que el número de hombres que pertenecen a estas estructuras había bajado de 5.000 a 3.500 en los últimos años, pero la Defensoría habla de que solo el ‘Clan Úsuga’ tiene más de 2.000 integrantes.

Los delitos
Las cifras varían y lo peor, los delitos se incrementan y hasta se vienen acoplando a las circunstancias territoriales, indicó la Defensoría.

“(… )Las modalidades delictivas cambian según se trate de jurisdicciones rurales o urbanas. La Defensoría del Pueblo ha identificado que en los campos, estas organizaciones ilegales aparecen con uniformes, armas de corto y largo alcance, y en algunos casos tienen sus propias jerarquías claramente definidas. En el perímetro urbano, en cambio, actúan en pequeños grupos vestidos de civil y se movilizan en camionetas o motocicletas, según el nivel al que pertenezcan dentro de la estructura”, advierte la entidad.

“Cabe señalar que, además de los homicidios selectivos, la extorsión, el reclutamiento forzado, la influencia que ejercen sobre la minería ilegal y el narcotráfico, las “bandas criminales”, de conformidad con el diagnóstico elaborado por el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría, han incursionado con preocupante vigor en temas como la explotación sexual infantil y la trata de personas”, agrega la Defensoría.

Mientras este actuar delictivo parece ir en ascenso (informes de organismos de seguridad indican que hace tres años tenían presencia en 20 departamentos), las autoridades siguen en su lucha para garantizar la seguridad en sus zonas de influencia. No obstante los buenos resultados en términos de capturas, de cabecillas, las estructuras criminales siguen su funcionamiento y, como insiste la Defensoría, tienen en jaque la seguridad ciudadana.

Lea también:

UE promete a Colombia apoyo financiero para implementar la paz

La dura tarea para rescatar de los 12 mineros de Amagá

FOTOS: Las redes ‘destrozan’ el traje de Juan Manuel Santos en España

MÁS COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo