¿Las mujeres aman hombres que las tratan mal? Vean qué tan cierto es

¿Las mujeres aman hombres que las tratan mal? Vean qué tan cierto es

Millones de mujeres, que hablan distintos idiomas, tienen el mismo problema: Están con un hombre que no les aporta nada. Sufren por él, mueren por él y le ruegan para que no las deje.

Y por eso se ha creado el mito de que ellas “aman” a los hombres malos.

¿Es cierto? Ana Von Rebeur,  humorista gráfica y reconocida escritora por sus libros ‘Todas Brujas: Las Ventajas de Ser Mala’, y ‘Sirenas’ (entre otros) , también tiene un hiperconocido blog llamado ¿Qué soy para tí?, en el que mujeres de todas partes de Latinoamérica la consultan por su vida sentimental. Allí, la autora da consejos sinceros y realistas a estas mujeres que tienen diversas historias, y muchas veces historias de maltrato.

Von Rebeur, quien está estrenando con gran éxito en Chile y México la obra teatral “Ponte en mis Zapatos”, habló con PUBLIMETRO y desmintió todos estos mitos alrededor de las relaciones entre hombres y mujeres.

 ¿Por qué, aunque somos mujeres educadas y supuestamente con más background, seguimos eligiendo hombres que nos tratan mal y nos llevan a situaciones extremas?

Ninguna mujer elige a hombres que la tratan mal. Ese es un mito inventado por los mismos varones, para justificar su pésimo comportamiento con nosotras:
” Ustedes prefieren a los tipos malos ¡así que por eso las tratamos mal!”. Ese mito habla de cuán astuta es la sociedad patriarcal para hacernos creer que es nuestra culpa si nos maltratan, pero es totalmente falso: A nosotras nos gustan los hombres buenos, amorosos, cariñosos, dulces y atentos, no los malos .Y cuando digo buenos no digo tontos, ojo. 

¿ Por qué al hombre que nos trata bien le subestimamos?

Es que las mujeres no aman  a los malos: aman a los exitosos.Y para ser exitoso hay que ser decidido y practico, no ser tan sumiso. Los hombres “buenos” suelen ser poco emprendedores e irresolutos. Las mujeres aman a los hombres de acción, con poder de decisión y que tienen testosterona en las venas. Los “buenos” suelen ser muy pasivos en todos los aspectos de su vida, y eso no es sexy.

¿Entonces cómo definir lo que queremos?

La mayoría de las personas necesitamos un amor con dos cosas muchas veces incompatibles: seguridad y aventura. Demasiada seguridad adormece. Mucha aventura, agota. El romance se sostiene con algo de zozobra en el medio, ya que en cualquier relación, tenerlo al otro  100% garantizado es mal negocio. Por eso es bueno saber que debes seguir conquistando al otro a diario: Los hombres tambien las prefieren locas e inestables. Se aburren con la chica buena que no ofrece retos y desafíos. Si eres  demasiado buena, pasas a ser un mueble mas de la casa, no te registran. En cambio, si eres variable como un elástico que se acerca y aleja, viven mirándote fijo, pendiente de tus reacciones, luchando por complacerte. Esto es igual en ambos sexos: no  subestimamos al bueno…¡nos aburre el aburrido!

¿Pero qué pasa con las que “se conforman”?

Muchas mujeres, ante la escasez de varones disponibles  que se fijen en ellas, insisten en quedarse con el que tienen a mano, por malo que sea, en lugar de quedarse esperando que llegue otro. Esto sucede porque aún está mal visto que ella busque varones: ellos deben buscarlas a ellas. Y es un paradigma de momento irrompible : ellos quieren cazar, no ser cazados.       
            
¿Cuáles son los patrones que más hallas en las consultas que publicas en el blog? 

En esta sociedad machista hombres y mujeres están pendientes de la aprobación masculina:  los hombres buscan ser aprobados por otros hombres, no por mujeres. Y las mujeres tambien queremos aprobación masculina. Ahora bien, mientras las mujeres les toleren cualquier cosa a los hombres ¿ por qué ellos van a cambiar? Ellos cambiarán cuando ellas mismas les cuenten cómo quieren ser tratadas, desde el inicio de la relación. Está demostrado que ellos aceptan de buen grado las negociaciones más extremas con tal de no perder a una mujer .

¿Y cómo pueden negociar ellas?

Las mujeres no saben hacerlo. No puedes negociar nada diciendo: “Me muero si me dejas”. Se negocia desde el poder y la autonomía, no desde la necesidad desesperada. Y las mujeres están sumamente débiles y necesitadas, porque están muy solas. Siendo muy gregarias y sociables, ellas se aíslan y viven sin amigos. Y es muy mal negocio buscar pareja desde la soledad: te quedas con cualquier idiota que te acompañe. Así, que para elegir de manera correcta, hay que hacerlo estando bien acompañada. Él no debe llegar a tu vida para cubrir los huecos de tu soledad, sino para sumarse a tu grupo humano de pertenencia .

Entonces, ¿cómo elegir pareja?

Las mujeres no deberían buscar un amor, sino un amigo de quien enamorarse.Enamorarse de un amigo del alma es lo mejor que les puede pasar. Los problemas pasan cuando ellas se dan cuenta de que él es egoísta y abusivo y aun así quieren quedarse con él a toda costa, como si fuera el ultimo hombre del Planeta. De igual manera, hay algo que es muy cierto: El hombre promedio es menos educado y elegante que la mujer promedio, pero ellas se conforman con poco .

¿Quiénes son más dependientes emocionalmente? ¿Las mujeres, o los hombres?

Las mujeres somos programadas para amar, para ser cuidadoras y afectuosas y para sentirnos valoradas a través de que un hombre se haya fijado en nosotras. Ellos tambien son emocionales y enamoradizos, pero culturalmente se completan con otras cosas: una barriga llena, un partido de fútbol y sentirse importantes en su trabajo. A las nenas les regalan bebés y cocinitas, a los varones les regalan camiones y armas. Así nos llenan  la cabeza con mensajes culturales que nos van formando como quiere nuestra sociedad.

¿Pero por qué con toda la información que hay al respecto sobre inteligencia emocional, los hombres y mujeres siguen muriéndose por personas que no les dan nada? 

Porque la sociedad toda esta sesgada por esto: solo vales si te aman y eres amado. Si no, eres un fracaso de persona. Especialmente si eres mujer. Ese es el contexto social en el cual vivimos, que de a poco irá cambiando. Pero depende de cuanto peso le den la mujeres a sus logros personales, y los hombres a sus logros emocionales. De igual modo, vivimos en una sociedad donde no hay relaciones profundas, sino libertad sexual y emociones que mandan, eclipsando sentimientos genuinos y compromisos a largo plazo. Con este sistema de “te amo… solo por hoy”, todos sufrimos una  constante zozobra de no poder planificar nada a largo plazo, porque ya se sabe que a las palabras se las lleva el viento.

¿Qué pasa con el compromiso?

El compromiso a las mujeres nos apresura por el reloj biológico: tenemos un tiempo reproductivo limitado y eso nos juega en contra y con urgencia a la hora de elegir pareja.Si  pudiéramos  ser madres a los 70 como muchos de ellos,no estaríamos tan apuradas por tener novio, y veríamos todo el tema de tener pareja como algo a futuro, como una cosa poco urgente y de una manera más relajada.

¿Y los amigos con derechos?

Los amigos con derechos no existen. Tendrían que llamarse “amigos con abusos”, porque es una trampa que nos tienden los hombres promiscuos. Si hay muchas mujeres disponibles para sexo sin compromiso, y la oferta es grande, un hombre te valora mucho menos. ¿Qué pasaría si las mujeres se organizaran para dejar de brindar sexo a amigos  sin compromiso? Todas la pasaríamos mucho mejor. Si él es tan lindo e interesante como para que accedas a tener sexo…¿ te conformarás solo con eso?  Si lo es, querrás algo más y acabarás enamorándote  del señor en cuestión, con la consecuente frustración.

¿Hay un punto donde alguien se pueda alejar de una relación dañina?

Lo ideal seria que cuando hay más lágrimas que risas,la dejes. La verdad, es que por no quedarse solas, las mujeres aceptan demasiados abusos, y la mayoría cree (aunque tengan 19 años) que si pierde a ese hombre que la maltrata, no conocerá a ningun otro y morirán sin nadie. Pero en mi experiencia, sucede que el proximo siempre es mejor. Uno va evolucionando, y cada hombre que llega a nuestra vida es más evolucionado que el anterior . 
 
¿Qué consejos le darías a alguien que repite el mismo patrón de hombres?

Yo les diría que posterguen el sexo lo más que puedan con alguien que les interesa.
Eso les evitara caer en brazos del hombre equivocado, les dara tiempo de testear si él vale la pena o no, y  lo mantendrá a él más interesado en sostener la relación en miras de la recompensa final. Y por supuesto, deben ponerse firmes en el tipo de relación que desean sentando claramente las reglas del juego desde el inicio y pautando: ” Si no lo haces así, no sigo con esto”.

¿Y si el hombre hace lo que quiere a pesar de eso?

Si no las puede seguir, apártense de su camino y busquen a alguien mas coherente, que les cause menos problemas y les facilite la vida en lugar de complicársela. No les digo que la vida sea un lecho de rosas, los problemas llegan solos. Pero más vale capearlos con un alma gemela.

Sigan a Ana Von Rebeur en Twitter: @anavonrebeur, y si quieren saber más de su exitosa obra “Ponte en mis Zapatos”, en Chile, este es el blog.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo