¡Diezmo, Sí! ¡Discapacitados, No!

Por Metro

Se dio a conocer un video de la mamá de la senadora Alexandra Moreno Piraquive en el que sostiene que en su iglesia, que es cristiana, no pueden predicar los discapacitados y que si alguien los quiere demandar por eso, Dios los castiga porque su iglesia es dirigida por el Espíritu Santo.

Esto es gravísimo. Los cristianos, sin importar quién sea su predicador, deben estar seguros de que Dios no discrimina de esa manera, que si bien Dios es amor, no se le pasa por la cabeza decirle a un “tuerto” o “cojo” o “manco” que “la gente qué pensará si lleva la palabra de Dios al pueblo”, como lo dice la Piraquive.

Las personas allegadas dicen que el discurso que les venden a sus seguidores es que los políticos de MIRA son elegidos por Dios y que esa (MIRA) es la empresa de Dios en la Tierra.
MIRA es la empresa de la familia Moreno Piraquive, que NO es la mano de Dios ni la palabra de Dios, ni Dios me va a castigar por decir esto.

Todos los que son borreguitos de MIRA deberían hacer el experimento de salirse de esa secta a ver cómo les empieza a ir. Seguro van a tener más dinero y no es por nada diferente a que van a dejar de entregar el diezmo para disfrutarlo con su familia y no para que la familia Piraquive lo gaste.
Según Óscar Bedoya, sobrino de la señora María Luisa Piraquive, el movimiento MIRA tiene en el estado de la Florida (EE.UU.) 13 millones de dólares en propiedades.

¿Cuánto de eso les pertenece a los seguidores de MIRA?
¿Sabe usted, como cristiano, cómo viven los pastores de su iglesia gracias a sus aportes?
¿Cree usted cómo cristiano que lo que usted trabaja se le debe dar a una persona que dice que es enviada de Dios?
¿Cómo sabe usted que Dios sí le habla a María Luisa Piraquive?

Uno puede creer en una iglesia, uno puede creer en Dios, lo que no puede creer es que Dios viene y le habla a una persona al oído y le dice “usted debe ser mi ministro en la Tierra”.

Como eso no tiene prueba, pues “el famoso elegido de Dios, no existe”. Ni para católicos, ni cristianos, ni mucho menos para el MIRA.

Cobrar un diezmo y tener riqueza mientras sus seguidores pasan hambre y necesidades no es el mandato de Dios.

María Luisa Piraquive no tiene ningún don diferente al de engatusar.

Aquí solo se esta hablando del MIRA, no de los cristianos en general.

¿Cómo puede un fanático trabajar para dar un diezmo mientras su familia pasa necesidades? Dios, si le hablara a la doctora Piraquive, le diría: “venda todas sus casas, sus carros y reparta en partes iguales”.

Es tiempo de recordar la célebre frase: la religión es el opio del pueblo.

No lo consuman más.

POR: Marcela Alarcón / @MarcelaAlarcon

Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo