¡Ojo! Habrá ojos sobre Bogotá

Por Camilo Andrés Pedraza y Álvaro González

La Secretaría de Gobierno busca incorporar Vehículos Aéreos no Tripulados (VAT) como estrategia para enfrentar la inseguridad. El plan piloto será en Ciudad Bolívar. La comunidad local insiste en que esa no es la solución a los problemas de convivencia.

El Estadio Metropolitano de Barranquilla hospedó la espectacular inauguración del Mundial de Fútbol Fifa Sub-20, en julio de 2011. Mientras Colombia y el mundo se maravillaban   con el evento, Vehículos Aéreos no Tripulados (VAT) surcaban los cielos de la ciudad para advertir a las autoridades de cualquier alteración del orden público. Eran vuelos de prueba y estaban liderados por la policía local y la empresa nacional Tecscorp, que diseña y fabrica los llamados drones.

Meses después, el subsecretario de seguridad ciudadana de la cartera de Gobierno de Bogotá, Hugo Ernesto Zárate, fue informado de la innovadora experiencia en Barranquilla y no dudó en compartirla con el alcalde Gustavo Petro, quien anunció la implementación de un plan piloto de vigilancia en Ciudad Bolívar que contempla el uso de dos drones para enfrentar los problemas de seguridad.         

Según Wilman Camargo, encargado de liderar el proyecto desde la Secretaría de Gobierno, el plan piloto tendrá una duración de un mes y medio. Esperan, dijo, llevarlo a cabo antes de finalizar el año. Sin embargo, “previo al inicio de la operación deben gestionarse los permisos de uso del espacio aéreo con la Aeronáutica Civil y la Fuerza Aérea Colombiana, y capacitar a los futuros pilotos de los dispositivos”, explicó el funcionario.

La iniciativa ya tiene detractores. José Manuel Parra, representante legal del canal comunitario Tv Candelaria y líder comunitario de Ciudad Bolívar, se opone rotundamente a la implementación de los VAT en la localidad. “A nosotros nos tienen como en (la cárcel de) Guantánamo; no tenemos derecho a hablar, a pensar; no podemos asomarnos por la ventana ni a tener algo de privacidad”, señala notoriamente contrariado.

Parra asegura que Ciudad Bolívar tiene otras necesidades apremiantes, distantes a la vigilancia con drones. “Lo prioritario deberían ser los asuntos como la educación y la oferta de trabajo. Así se solucionaría todo el problema” de índole social en este sector del sur de Bogotá.

Innovación nacional

Toda la tecnología empleada en el plan piloto será de origen colombiano. Ronald Messino, ingeniero electrónico de 28 años y oriundo de Barranquilla, ha trabajado 13 años con vehículos no tripulados. En 2009, este joven, junto con José Luis Ramírez y Sergio Beltrán, quien integra el proyecto en Ciudad Bolívar, crearon la empresa Tecscorp Limitada. Bastaron cuatro años para posicionarse como un referente en VAP, dentro del país y en Estados Unidos, nación en la que tienen una filial en la ciudad de Miami.

Tecscorp fue elegida entre un grupo de empresas especializadas que participaron de una convocatoria citada por el Distrito. La empresa barranquillera llamó la atención del gobierno local porque “tiene una buena experiencia y, además, ellos mismos fabrican las aeronaves. Eso es importante. Hay empresas que sólo los importan”, señaló Camargo.

Gustavo Petro ha dicho que el plan piloto no tiene costo. Sirve, nada más, como un ejercicio de prueba para que Tcscorp muestre las bondades de sus aparatos en operaciones de vigilancia. Si el balance es positivo, se iniciará un proceso formal de contratación, financiado con recursos públicos. El tiempo de ensayos permitirá conocer cuántos drones serían necesarios por localidad y cuál sería el mejor lugar de la ciudad para instalar el centro de mando. “La idea –dice Camargo– es que cada localidad tenga su centro de recepción de video y se trabaje de la mano con un centro operativo para toda la ciudad”.

Messino le contó a En Directo que “desde los aires, la señal de video que capturan los drones se codifica y se transmite en vivo al centro de mando, donde el controlador tiene la posibilidad no solo de manejar el aparato, sino de observar las imágenes”. Y agregó: “lo importante no es la nave, sino lo que se puede ver a través de ella”.  

Los ejecutantes del proyecto tendrán que adecuarse a los requerimientos técnicos y legales necesarios para que los drones puedan sobrevolar Ciudad Bolívar. Según el coronel Juan Carlos Rocha, director de servicios de navegación de la Aeronáutica Civil, en la actualidad no hay una legislación clara frente al uso de Vehículos Aéreos no Tripulados. “Nos basamos en el reglamento de uso del espacio aéreo. De todas maneras, los drones deben acogerse a ciertas normativas como la autorizaciones expedida por la Fuerza Aérea para volar por encima de los 100 metros y tomar fotografías o videos”.

Rocha aseguró que su institución adelanta diálogos con la Secretaría de Gobierno para ultimar los detalles de la entrada en vigor del plan piloto. “La idea no es expedir un permiso cada vez que se vuele un vehículo, pero debemos saber quién lo conduce, qué información está manejando y cómo lo está haciendo”.


Camilo Andrés Pedraza*

[email protected]

@capdiaz

 

Álvaro González*

[email protected]

@alvaro1621

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo