Fotos: "Beauty Recovery Room", la esclavitud de la belleza

Por Luz Lancheros
Fotos:

Definitivamente, la imposición mediática para que las mujeres puedan obtener la ‘belleza ideal’, es un tema que trasciende fronteras, culturas y países. Que lo diga Ji Yeo, artista surcoreana, quien en su serie de fotografías ‘Beauty Recovery Room‘, muestra todo el dolor de la recuperación de sus compatriotas luego de someterse a las cirugías plásticas.

Y es que el tema no es baladí: En Corea del Sur hay un notable incremento de cirugías plásticas debido a la imposición social por “regularizar” sus rasgos físicos. PUBLIMETRO habló con la artista, quien contó que en Corea del Sur, la realidad no es muy distinta de la colombiana, sobre todo a la hora de imponer a las mujeres estándares de belleza.

¿Cuál es el propósito de ‘Beauty Recovery Room’? Hablo en términos simbólicos y culturales.

Siento que hay similitud en nuestras experiencias, a pesar de nuestra distancia geográfica. A pesar de nuestro tipo de cuerpo, las mujeres aquí y allá tienen que gastar miles de dólares, hacerse transformaciones durísimas para adquirir cierto estándar de belleza.

En Colombia tenemos un estamento cultural: Creemos que la cirugía plástica en las mujeres ayuda a mejorar su posición social. Mi país no tiene movilidad social si hablamos de educación, por lo que este índice del que usted habla en su país es sorprendente. Creía que por la educación, ustedes tenían más oportunidades, siendo mujeres, de ascender en la escala social.

La cultura coreana juzga a los hombres por su estatus financiero y a las mujeres por su belleza. Los medios, dominados por una visión masculina, terminan reforzando el modelo de “mujer ideal”. Como resultado de estos factores culturales, Corea del Sur se ha convertido en una sociedad orientada hacia la belleza, donde la gente es más juzgada por su apariencia que por su carácter. Las mujeres coreanas caen en la trampa de vivir para personificar un ideal en los medios. Esta combinación de factores ha provocado el incremento de las cirugías plásticas. Allí cortarse, y hacerse todo eso, no se ve nada extravagante, incluso es aceptado por la sociedad.
 

Leí hace poco que todas las concursantes de un concurso de belleza de su país lucían exactamente iguales. ¿No se fijan en que siguen el mismo prototipo? ¿Por qué razón quieren lucir así? ¿Es válido decir que hay influencia occidental en este caso?

Yo he sido marcada por la clara distinción entre las mujeres que fotografié en Corea, y las occidentales que se hacen una cirugía. En América las mujeres siempre quieren alterar sus cuerpos (siendo los implantes de busto los más populares), mientras que en Corea las mujeres se enfocan más en transformar sus caras. Quieren hacer sus ojos más grandes y amplios, minimizando sus mejillas, y haciendo sus narices más finas.

Mientras que en América lo ‘sexy” es lo más importante, en Corea las nociones de feminidad y de niñez (ligadas a los valores tradicionales coreanos de cómo debe ser una mujer), son lo que priman. Esa es la diferencia que me compete a mí. Obvio, todo es sobre piel y peso, huesos y proporción, pero más que eso, es mirar lo que hacen las mujeres, lo que se sacrifican en pos de la perfección. Y estoy interesada en ese residuo visual del sacrificio, en las diferencias culturales y similaridades que se hacen explícitas en el proceso.

¿Qué beneficios creen que obtienen las mujeres de su país al hacerse la cirugía plástica?

Una de las retratadas me escribió, un mes después de que le tomara una fotografía “Ji, ahora tengo novio, ¡por primera vez en mi vida! Pero estoy preocupada de que el pueda notar que me hice un implante de senos. Espero que no”.

No puedo hablar por todas ellas, pero sé que pude sentir su excitación cuando incluso estuve fotografiándolas. Y lo hice luego de las cirugías. Yo quería hacerme una cirugía cuando estaba en el bachillerato. Creía que si me transformaba, podría tener una vida mejor, y una mejor vida, y tendría más respeto de los otros. Quizás ellas piensan lo mismo.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo