logo
Noticias
Noticias 30/11/2012

Xi promete el “renacimiento” de la nación china en su segundo gran discurso

Pekín, 30 nov (EFE).- El nuevo líder chino, Xi Jinping, ha prometido un “renacimiento de la nación china”, en su segundo gran discurso tras su nombramiento hace quince días al frente del Partido Comunista (PCCh) y del estamento militar, informan hoy los medios oficiales.

En una visita junto al resto de los siete miembros del Comité Permanente -órgano principal de dirección del Partido- a una exposición en Pekín sobre “El Camino a la Renovación”, Xi aseguró que “nos encontramos en el punto más cercano al renacimiento de la nación china de cualquier momento en la historia reciente… y estoy seguro de que lograremos nuestra meta”.

Se trata del segundo gran discurso de Xi después del que pronunció el pasado día 15, una vez nombrado secretario general del PCCh, y en el que causó una buena impresión por su estilo directo de hablar, alejado de la retórica tradicional comunista.

En su intervención en el museo, Xi, quien el próximo año se convertirá en el jefe de Estado chino, insistió en que “la retórica vacía no sirve para nada. Sólo el trabajo duro puede lograr el renacimiento de una nación”.

Con un tono nacionalista, el nuevo líder del país aludió a la historia china desde la Guerra del Opio del siglo XIX para asegurar que si una nación es débil se verá sujeta a las presiones de las demás y tan sólo el desarrollo puede fortalecerla.

“Es difícil encontrar el camino correcto, y continuaremos defendiendo nuestra causa con resolución”, afirmó Xi, quien a diferencia de sus predecesores habló sin leer un discurso ya escrito.

Desde su llegada al poder, el nuevo líder chino ha dado indicios de querer tomar las riendas desde el primer momento.

Si en su primer discurso mostró ya un nuevo estilo, alejado de los acentos regionales y las frases hechas de sus predecesores para prometer una renovada lucha contra la corrupción y medidas en beneficio del pueblo, el viernes ya anunció su primera promoción de un mando dentro de las Fuerzas Armadas.

Se trata de Wei Fenghe, al frente de los misiles estratégicos chinos, y que ha sido ascendido a general.

A juicio de los analistas, Xi se encuentra en una mayor posición de fuerza que su predecesor, Hu Jintao, al comenzar a tomar las riendas del país.

Al frente del PCCh y de las Fuerzas Armadas, Xi controla ya dos de los tres brazos del poder en China, a la espera de hacerse cargo del tercero, el Estado, en marzo próximo.

En cambio, después de ser nombrado secretario general del Partido, Hu tuvo que esperar dos años para responsabilizarse de las Fuerzas Armadas, pues su predecesor, Jiang Zemin, no quiso desprenderse de esa parcela de poder hasta entonces.