Cuatro lugares bogotanos casi secretos para comprar música en vinilo

Por Metro

Desde hace 10 años las ventas de discos compactos en el mundo han ido en picada. Los mp3 desbancaron al CD, internet se volvió un gigante imparable de la transmisión de archivos y los monopolios discográficos no han logrado atestar ni un solo golpe definitivo contra la cultura de la piratería.

Esta crisis – que parecía presagiar la muerte de la música en formato físico – dio sin embargo un giro inesperado: durante los últimos años el crecimiento de las ventas de discos en vinilo ha generado una suerte de boom de estos objetos en todo el globo. Así pues, cada vez son más los melómanos, vendedores y distribuidores que se encuentran en búsqueda de esas joyas   casi imposibles de conseguir. Bogotá, con una amplia historia de coleccionistas y conocedores, no se queda atrás en esta oferta.

Desempolven sus viejos tocadiscos, renueven las agujas viejas y conozcan estas cuatro tiendas, casi todas de enorme bagaje, donde encontrarán una cantidad más que impresionante de música en acetato. Será la oportunidad perfecta de descubrir sonidos de todas las épocas y latitudes.

Discos Vértigo

(Cra 7 #22-31. Local 218. c.c. Multiséptima)

Ubicado a menos de media cuadra del Teatro Jorge Eliecer Gaitán, Discos Vértigo es uno de los lugares más importantes de música en vinilo en la ciudad. Orlando Ramos, su propietario, adquiere los acetatos no únicamente a través de distribuidores internacionales sino de una búsqueda juiciosa de álbumes que, en muchos casos, llevan generaciones ganando polvo y siendo ignorados por sus dueños.  

Con discos que serpentean entre la música tropical, el rock y la canción popular, Vértigo conserva ediciones originales de trabajos de hasta hace 50 años (en su mayoría imposibles de conseguir en otros formatos).

Acetatos (La Galería del Coleccionista)

(Cll. 18 No. 8 – 61)

Con un local con más de 30.000 títulos, Hernando Gómez es considerado uno de los coleccionistas de mayor tradición en la ciudad y su tienda una de las más completas: los cientos de anaqueles al interior de su negocio dan cuenta de ello. Especializándose en Salsa, música cubana y Latin Jazz, su local se nutre de la compra y la venta de acetatos y de los intercambios con coleccionistas a lo largo de Latinoamérica y Estados Unidos.

Al preguntársele por su álbum más preciado, recomienda la música del Andy Medina and the Riverside Sextet.

Discos 22


(Cll 23 #6-74)

En un pequeño local a pocas cuadras del centro comercial Terraza Pasteur se encuentra Discos 22, una tienda de tradición donde se consiguen acetatos a precios cómodos que oscilan entre los 10.000 y 20.000 pesos. Con más de 36 años en el negocio, Discos 22 es también una compraventa donde el coleccionista puede encontrar y vender   joyas de todos los géneros.

El local ofrece una selección de discos compactos bastante pequeña en comparación con la de los vinilos. En opinión de Fernando Beltrán, su dueño, “el CD genera únicamente pérdidas”.

Tornamesa

(C. Avenida Chile – Local 236 – Calle 72 # 10-34-)

Tornamesa se especializa en ofrecer “libros, música, películas y vino”. Con una oferta variada de estos productos, el local ofrece no sólo discos compactos sino una interesante selección de vinilos entre los que se destacan títulos de música clásica y pop. Ubicado en el centro comercial Avenida Chile, Tornamesa es ya uno de los locales de venta de artículos culturales más importantes de la ciudad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo