Niños lectores: un objetivo que se logra sólo en familia

Por Metro

A la hora de acercar a los niños a los libros, cualquier estrategia es válida; lo primero que hay que tener claro es que nunca será demasiado temprano para empezar a leer. 

Libros ricos en imágenes, coloridos y con historias fantásticas, que atrapan desde el primer momento, pueden ser ideales para que los pequeños muestren interés por la lectura.

Sin embargo, pese a las constantes campañas que buscan resaltar la importancia de este hábito, aún muchos padres que no tienen claro cómo aproximar a sus hijos a un buen libro. 

Mientras el Gobierno busca alcanzar la meta de tener un libro por cada niño en las bibliotecas públicas, pedagogos insisten en que el hábito debe ser adquirido desde el seno del hogar.

Pero formar buenos lectores puede ser más fácil de lo que se cree. La clave está en abolir el mito de que leer es para gente aburrida; es decir, echar a la basura la conocida figura del ‘comelibros’.

Para el profesor Alexánder Díaz, filósofo de la Universidad de los Andes y coordinador del programa de Lecto-Escritura de la Universidad Politécnico Grancolombiano, “una nación que lee unida, progresa unida”.

Lo ideal es que en un primer momento sean sus padres quienes les lean a sus hijos. “Sin importar su edad, o si saben ya leer, es importante que los niños vean que su familia disfruta haciéndolo”, explicó el profesor Díaz.

Para él, “leer es un acto solitario y culturalmente no estamos acostumbrados a realizar actividades individualmente. Esta es una de las razones por las que los colombianos somos tan malos lectores”. 

Historias cortas, con moraleja, divertidas y fáciles de comprender son las mejores cuando de empezar a leer se trata. “Los mejores autores son aquellos que no los tratan como niños (…) no por el hecho de ser pequeños son incapaces de comprender los hechos que los rodea”, dijo Díaz.

Estando en la era de las tecnologías es inevitable que los niños tengan contacto con la web, así que hay que aprovechar esta herramienta y fortalecer la lectura por internet. Eso sí, teniendo en cuenta que el contacto con el libro físico debe ser una prioridad.

POR PAOLA ROJAS CAMACHO [email protected] @nermal0504

((recuadro))

El panorama actual de lectura de los colombianos no es alentador. El reto del Ejecutivo es incentivar este hábito:

• REFERENTES. Mientras los alemanes y noruegos leen en promedio 17 libros al año, y los argentinos cerca de 24, los colombianos sólo alcanzan a leer 1,6 textos en el mismo periodo. 

• META. Durante este año 15 mil docentes, madres comunitarias y personas que tienen a su cargo la formación de los niños menores de cinco años serán capacitados para ser lectores de la primer infancia.

((recuadro2)

Estos son algunos títulos recomendados para aproximar a los pequeños a los libros:

• LA GRAN PREGUNTA. Una larga y entretenida serie de respuestas a una sola pregunta, lanzada por un personaje anónimo. Autor: Wolf Erlbruch. Editorial: Kókinos. Edad: a partir de 3 años. 

• EL OSO QUE NO ERA. Cuenta la historia de un oso a quien los demás animales, incluidos osos, quieren hacerle creer que es otra especie. Autor: Frank Tashlin. Edad: a partir de 6 años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo