¿Por qué cada vez más colombianos prefieren las tiendas de descuento?

La sensación económica en el país no es positiva, pero ha permitido a tiendas como ara masificarse y ofrecer una combinación de calidad y precios bajos.

Por Publimetro Colombia
Cortesía
¿Por qué cada vez más colombianos prefieren las tiendas de descuento?

¿Ha sentido que de repente la plata le alcanza menos? No se preocupe, no es el único. En el país, cada vez más personas han tenido que ajustar sus gastos para poder esquivar la falta de dinero, que se hace cada vez más crónica y complicada.

  1. La percepción de la economía empuja al ahorro

Puede que la economía no esté tan mal como muchas personas piensan, pero la percepción del consumidor ha cambiado y ahora enfoca sus energías en ahorrar. Según la encuesta Raddar de junio de 2017, los hogares han recortado sus gastos de forma muy notoria.

Justamente, los hogares han disminuido el gasto 1,2% en lo que va corrido del año respecto al mismo periodo de 2016, según esta encuesta, y uno de los sectores que más ha caído es el gasto en alimentos.

En parte, la disminución del gasto presentada en los alimentos, se debe a que a lo largo de este año, productos que aumentaron de precio en el 2016 -debido a coyunturas como el paro agrario y el fenómeno del Niño-, volvieron a su valor habitual. De esta manera, si el precio de los productos disminuye el gasto también lo hace, pues con menos dinero se pueden adquirir los mismos productos. Sin embargo, la baja en el gasto también debe analizarse desde un ángulo diferente.

Otro elemento en este aspecto está en la problemática que plantea la encuesta Nielsen sobre confianza del consumidor a nivel nacional*. Mientras el 77% de los colombianos encuestados considera que la economía está en recesión, el 80% ha cambiado la forma de consumo para evitar quedarse sin dinero. Esto quiere decir que las personas buscan gastar menos en los productos básicos para ahorrar o gastar en otras cosas. La encuesta también encontró que la acción prioritaria que están usando los colombianos para ahorrar es justamente cambiarse a marcas de comestibles más económicas. En este ámbito las tiendas de descuento tienen un terreno ganado: han generado una disrupción en el mercado, quebrando la percepción de que las marcas propias son de mala calidad.

Es en este contexto que las tiendas de descuentos se multiplican por todo el país. Los almacenes de cadena han tenido que enfrentarse a una dura situación de caída de clientes, gracias a que ahora cada barrio tiene cerca una tienda de descuento.

¿Pero es realmente tan bajo el precio? La encuesta Raddar demostró que la gente ha recortado su gasto en la canasta familiar básica en un 2,25%, gracias a que los precios que se pueden encontrar en el mercado son más bajos.

  1. Hay tiendas que suplen la necesidad de ahorrar sin de dejar de comprar los mismos productos

Esta reducción en el gasto puede entenderse al comparar los precios entre los almacenes de cadena y aquellos de descuento para demostrar cómo los almacenes que ofrecen productos más favorables realmente permiten recortar el gasto de una familia.

Por ejemplo, ¿usted se imagina un desayuno sin productos como café, chocolate o aguapanela? Mientras una libra café cuesta $5.290 en ara, en una tienda de marca, el valor ronda los $6.000. Lo mismo ocurre con la panela redonda, el chocolate y el arroz. De ahorro en ahorro el dinero que se requiere para comprar los alimentos disminuye significativamente.

Esto hace que, para quienes buscan ahorrar o para aquellos que no quieren pagar de más, una tienda como estas resulta muy interesante.

Entre “ires y venires”, comprar 15 artículos de la canasta básica familiar cuesta $47.369 en ara, mientras que en otros almacenes, los mismos productos tienen costos superiores a $48.900: esto incluye las marcas propias de los supermercados, por lo cual la diferencia entre el valor de ambos puede ser mucho más amplia.

Eso explica por qué cada vez más colombianos prefieren este formato de tiendas pues pueden encontrar en un mismo lugar productos de calidad y a bajos precios. De esta forma los consumidores no se sacrifican para poder ahorrar.

 

*Fuentes:

Encuesta global de Nielsen sobre confianza del consumidor 2017

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo