Este mes, en el que se conmemora internacionalmente la lucha de la mujer por su participación y la igualdad en la sociedad, Fundación PLAN resalta la historia de Eryck, una joven de Arjona, una comunidad vulnerable de Bolívar, que demuestra que el género o la condición social no son un impedimento para cumplir sus metas.

PLAN trabaja por un mundo justo que promueva los derechos de la niñez y la igualdad de las niñas, porque para lograr un mundo 50-50, es decir con igualdad para hombres y mujeres, es necesario entregarle a las niñas, jóvenes y mujeres las herramientas necesarias para su pleno desarrollo tanto personal como profesional, desde la confianza en sí mismas, pasando por el conocimiento de sus derechos hasta la educación.

Por eso, proyectos como Soluciones de Empleo Juvenil son tan importantes para PLAN, en la I Fase llegó a 354 jóvenes dónde 227 son mujeres y en la II Fase llegará a 136 jóvenes, esto permite que mujeres como Eryck se capaciten y puedan acceder con más facilidad a oportunidades de trabajo digno. Esta creativa mujer y emprendedora joven ha hecho parte de la primera y segunda fase de este proyecto a través del cual ha podido aprender todos los elementos claves que le permitieron montar su propio emprendimiento.

Cuando Eryck conoció esta iniciativa desarrollada por PLAN, se animó, se inscribió y comenzó a estudiar Peluquería y Belleza. Gracias al proyecto recibió un capital semilla que le permitió establecer su propio salón de belleza en su casa donde ahora ya cuenta con una clientela fija y regular. A sus 23 años, descubrió que puede ser un ejemplo para su hermana menor y para otras mujeres de su familia y su comunidad, luego de haberse consolidado como una empresaria y seguir fortaleciendo su negocio que le genera ingresos para su hogar y a ella le permite sentirse segura e independiente.

“Me siento muy feliz con esta oportunidad que me ha dado PLAN, mi vida ha cambiado mucho Con este proyecto aprendí muchas cosas sobre mí, lo importante que es tener autoestima, cómo debemos relacionarnos con los hombres, valorarnos nosotras mismas y a salir adelante. Sobre el negocio aprendí a ser más organizada, cómo llevar las cuentas e invertir.”, cuenta Eryck, que estuvo afiliada a Fundación PLAN, hasta sus 18 años y ahora es su hermanita, a quien Eryck le dice que estudie y aproveche las oportunidades que PLAN le ofrece para construir un buen futuro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo