Educación, el mejor legado para tus hijos

 Una buena educación es la mejor herencia que puedes dejar a tus hijos. Aunque parezca una frase cliché, es la realidad: apoyarlos en su formación les ayudará a construir un futuro exitoso y a hacer realidad sus sueños.

Desde antes del nacimiento de un bebé, una de las mayores preocupaciones de las madres es la educación que le darán en el futuro. Todas las mujeres sueñan con que sus hijos cuenten con las mejores oportunidades de aprendizaje para desarrollar sus capacidades y habilidades, ampliar sus horizontes y sacar máximo provecho a sus talentos.

Diferentes investigaciones han demostrado que cuando los padres participan en la educación de sus hijos sus probabilidades de éxito aumentan exponencialmente. Esta es la razón por la que deben comprometerse con la educación e involucrarse en cada uno de los procesos formativos.

Invertir en educación es invertir en el futuro, no solo de los niños, sino de las familias y comunidades. Desde el primer día de clase en preescolar, hasta la graduación de un posgrado representarán grandes recompensas por tus años de esfuerzo y dedicación.

Si bien esta es la aspiración de madres y padres, desafortunadamente, es también una de las más grandes preocupaciones, pues no siempre es posible contar con los recursos ni con la planeación necesaria para cubrir los altos costos que supone el acceso a una educación de calidad.

Por eso, a las mamás que trabajan día a día para ofrecer lo mejor a sus hijos, hoy les presentamos una solución para aliviar esta preocupación. Con la convicción de que la educación es el mejor legado que se puede dejar a los niños, KLIM® está realizando un sorteo en el que entregará tres seguros educativos de hasta 54 millones de pesos para premiar a las madres comprometidas con el futuro de sus hijos. También entregará 80 tarjetas People Pass Premio por un valor de $500.000 cada una.

Consulta más información sobre la mecánica del sorteo haciendo clic aquí.

Consejos para aportar en la formación de tus hijos

  • Demuéstrales la importancia de la educación e involúcrate en sus procesos escolares.
  • Sé un modelo para el aprendizaje. Además de brindar buenas pautas de organización y estudio con el ejemplo, permite que tu curiosidad y deseo de aprender se transmita en cada una de tus acciones.
  • Presta atención a sus talentos y preferencias y ayúdales a explorarlos.
  • Recuerda que no solo se aprende en la escuela. La educación es un proceso constante que surge a partir de experiencias de vida.

Loading...
Revisa el siguiente artículo