Autoridades investigan expolicía sospechoso de abuso de dos jóvenes

"Este es un caso de un depredador sexual", afirmó la Policía.

Por EFE

A  Levith Aldemar Rúa Rodríguez, a quien la prensa local ha llamado la "bestia del matadero", un juez le dictó medida de aseguramiento por los delitos de secuestro agravado atenuado y hurto agravado.

La víctima es una menor de edad de nacionalidad venezolana a la que, según las autoridades, Rúa atacó con un arma de fuego en Barranquilla y luego, bajo amenazas, llevó a un sector apartado en el cercano municipio de Malambo en donde presuntamente la violó.
A la misma hora de la audiencia de imputación de cargos contra el expolicía por la presunta violación de la joven venezolana, las autoridades hallaron el cuerpo de Gabriela Andrea Romero Cabarcas, desaparecida desde el pasado 24 de noviembre y de quien se cree también pudo haber sido víctima de Rúa.
Aunque la audiencia se desarrolló a puerta cerrada, medios locales aseguraron que el capturado confesó a un defensor público el asesinato de la menor de edad y el lugar en donde dejó el cuerpo.
No obstante, ningún funcionario de la Fiscalía quiso pronunciarse sobre este caso ya que la audiencia de imputación de cargos era solamente por la denuncia de abuso sexual contra la menor venezolana.
Cuando las autoridades investigaban la desaparición de Gabriela Romero, el expolicía fue interrogado por los investigadores tras comprobar que se había reunido con la joven, según él, para ofrecerle un trabajo.
Luego de que Rúa fuera detenido, el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Mariano Botero, afirmó en rueda de prensa que "este es un caso de un depredador sexual".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo