Colombia vuelve a estar en duelo con Guatapé

La tragedia, que hasta el momento deja 7 personas muertas, enlutó al país nuevamente.

Por María Esperanza Arias Herrera

Tal parece que en el país nos estamos preparados para prevenir tragedias. Pasó en Mocoa, en Manizales, en Cartagena y ahora lo volvemos a vivir con Guatapé.

En la tarde del domingo internet y los televisores de los hogares colombianos se inundaron de imágenes aterradoras: una pequeña embarcación llamada ‘El Almirante’ se hundió en contados minutos, mientras las 170 personas a bordo gritaban de la desesperación.

El barco de cuatro pisos, destinado a realizar paseos cortos en el embalse ubicado en Antioquia, había zarpado del puerto minutos antes de presentarse la urgencia y, por fortuna, las demás embarcaciones que estaban cerca del lugar salieron rápidamente a prestar ayuda.

Decenas de personas fueron rescatadas rápidamente del agua, pero no sucedió lo mismo con todas. Hasta el momento las autoridades dan cuenta de 7 muertos y 2 desaparecidos.

Los desaparecidos

Buzos especializados continúan trabajando para rescatar a las personas desaparecidas, según informó el director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez.

Son más de una treintena de especialistas en actividades subacuáticas de los cuerpos de bomberos de Guatapé, Envigado, Rionegro y Medellín, además de buzos de la Armada colombiana y del club de buceo Orcas, que desde el domingo han realizado varias inmersiones que permitieron hacer un "barrido técnico, operativo y de evacuación".

"Las condiciones son muy frías, con poca visibilidad y mucho sedimento. Eso dificulta mucho las labores", relató Sebastián Monsalve, buzo de Orcas y experto en rescate.

Pero no solo buscan a los desaparecidos en el embalse. También verifican las listas entregadas por los familiares para intentar ubicarlos en hospitales o en albergues.

Por ejemplo, Márquez reveló que dos hombres que habían sido reportados como desaparecidos confirmaron que estaban vivos y en perfecto estado de salud en sus casas.

Familiares de los desaparecidos permanecen en un albergue adecuado en el Puesto de Mando Unificado (PMU), ubicado en el mismo malecón del que partió la embarcación.

Allí reciben asistencia médica y psicológica al menos unas diez personas, que también han sentido la solidaridad de los habitantes de este municipio turístico, quienes han hecho un altar en honor a las víctimas.

El director de la UNGRD agregó que las "cifras irán cambiando" a medida que avancen los trabajos de los rescatistas y explicó que la confusión que ha reinado desde el momento del naufragio provocó reportes imprecisos, que paulatinamente han corregido.

"Nos dimos cuentas de que había una persona doblemente registrada", detalló el funcionario, y aseguró que el "número de desaparecidos tiende a disminuir" después de hacer un barrido y depurar las listas.

La investigación

Mientras el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, afirmó que Asobarcos, estaba "debidamente habilitada" para operar y tiene la documentación en regla, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, ordenó su cierre en Guatapé por no tener el Registro Nacional de Turismo.

"Ordenamos cierre de Asobarcos en Guatape. No tenía Registro Nacional de Turismo. Alcaldías en zonas turísticas deben hacer cumplir ley", afirmó Lacouture en su cuenta de Twitter.

Por lo pronto, miembros de la Superintendencia de Puertos y Transporte se desplazaron a Guatapé para iniciar la investigación sobre el naufragio, en la que también participará la Dirección General Marítima (Dimar).

El ministro de Transporte afirmó que "el barco, con capacidad para 280 personas, tenía las pólizas y todos los requisitos para funcionar", y aunque indicó que "las cosas estaban al día", serán las investigaciones las que dirán "si los chalecos eran suficientes", pues varios sobrevivientes del naufragio denunciaron escasas medidas de seguridad.

Rojas desmintió que "El Almirante" hubiese sufrido meses atrás algún daño, pues la situación nunca fue reportada y en las indagaciones que realizaron "nos explican que simplemente se hundió la cola".

Esa versión la corroboró el director seccional de Fiscalías de Antioquia, Carlos Jaime Tamayo, quien afirmó que ese problema que tuvo la embarcación en 2016 se debió a la avería en una manguera y "no por fallas estructurales".

Tamayo, además, manifestó que durante la verificación que hizo la Fiscalía en la zona del naufragio han aparecido "muchos salvavidas flotando", pero añadió que no está "en capacidad de decir cuántas personas que iban en el barco lo usaban".

Entrega de cuerpos

En la sede de Medicina Legal de Antioquia se encuentran los cuerpos de las 7 víctimas, plenamente identificadas, que serán entregadas a sus familiares en los próximos días, mientras que la Alcaldía de Guatapé declaró la calamidad pública para garantizar los recursos necesarios para atender la emergencia.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo