logo
mundo
mundo 11/05/2021

Rob McElhenney habla de ‘Mythic Quest’ y de cómo explora la comedia

El actor y productor Rob McElhenney conversó con Metro sobre los episodios independientes y la nueva temporada de la serie de televisión de comedia en streaming creada para Apple TV+.

Por : Molly Given, philly.metro.us

El actor estadounidense Rob McElhenney apareció recientemente en un episodio independiente de la serie de Apple TV+ “Mythic Quest”, centrado en la vuelta al trabajo de la gente en una oficina después del COVID. Este episodio, junto con el de la cuarentena que se estrenó el año pasado, ha servido como una interpretación de la cultura pop por parte de los creadores con la intención de burlarse un poco y reconfortar a los que estamos en casa…

Pero ahora la segunda temporada de ‘Mythic Quest’ está de vuelta, y el equipo de creadores de videojuegos testarudos y coloridos vuelve a hacer de las suyas, dando la cara y aportando las risas.

McElhenney explicó a Metro cómo ‘Mythic Quest’ le ha permitido ejercitar diferentes músculos creativos, especialmente a través de su personaje.

P: ¿De dónde surgió la idea de sus episodios independientes?

– Con el primer episodio de la Cuarentena, fue realmente una cuestión de poner a todo el mundo a trabajar. Todo el mundo en la industria -o en todas las industrias, debería decir, pero ciertamente en el entretenimiento- estuvo sin trabajo durante dos meses y medio o tres. Estuve hablando con Megan Ganz y David Hornsby y barajando la idea de rodar un episodio como el que estamos rodando ahora [en Zoom] y si podíamos hacerlo con la calidad y el nivel que ya habíamos establecido en la primera temporada. Empezamos a barajar un par de ideas y nos dimos cuenta de que todo el mundo compartía esta experiencia comunitaria y que todos los que trabajaban desde casa lo hacían de forma muy similar, y que quizá podríamos capturar ese momento y, desde luego, echar un vistazo a algunos de sus aspectos cómicos, pero también a su patetismo y por lo que la gente estaba atravesando. Así que fue un episodio que fue muy bien recibido, fue muy difícil de hacer, pero muy gratificante y muy divertido.

Luego, cuando hablamos de volver para la segunda temporada, quisimos dejar atrás toda la pandemia, porque pensamos que cuando la gente vea la televisión en mayo o junio y en el futuro, ¿va a querer hablar de distanciamiento social, cuarentenas y ver mascarillas todo el día? Nuestra opinión era que la respuesta era no: creo que la gente va a querer escapar de esto, y no fingir que no ha sucedido, sino sentir que estamos avanzando hacia un futuro más optimista. Por eso pensamos que seríamos negligentes si no reconociéramos al menos el hecho de que tendría que haber un periodo de transición entre donde estamos ahora y donde estaremos dentro de seis meses o un año, con suerte. Sentimos que teníamos que honrar la transición a la normalidad, que va a ser realmente difícil para la gente, ya sea desde el punto de vista práctico o simplemente desde el punto de vista emocional, teníamos que ser respetuosos con eso y tratar de hacer una experiencia auténtica. Eso cerró la puerta del COVID, y ahora podemos pasar a cielos más brillantes.

P: ¿Dirías que los episodios independientes son exclusivos de la situación de la pandemia mundial?

– Bueno, más adelante en la temporada hacemos otro episodio independiente que tiene lugar en 1972, así que lo que hemos intentado hacer con la serie desde el principio, y desde luego en la segunda temporada, es trastocar el foro de lo que es tradicionalmente una comedia de situación, y no somos en absoluto los primeros en hacerlo. Viendo tantos grandes programas que nos han inspirado en los últimos años, pensamos, oh, vaya, están haciendo saltar las reglas… No hay más reglas. Pensemos en una forma de contar historias cohesivas, interesantes y divertidas en un tiempo inferior a 35 minutos y llamémoslo espectáculo. Lo pondremos y veremos si a la gente le gusta.

P: ¿Ha cambiado la pandemia tu forma de ver la comedia o de escribirla, o quizás ha cambiado la forma en que el público la recibe?

– Ciertamente creo que va a cambiar la forma -al menos a corto plazo, no sé si esto se va a extender a largo plazo-… Pero va a haber algo positivo que va a salir de esto. Vamos a tener un poco más de admiración, respeto y gratitud por lo que tenemos. En el trabajo, en nuestros espacios comunes, en los restaurantes… el simple hecho de poder funcionar con normalidad con los miembros de nuestra familia, tener un poco más de comprensión de lo tenue que es eso y de cómo podría desaparecer muy rápidamente. Tal vez podamos salir de esto un poco más empáticos y compasivos de lo que éramos antes de entrar.

Rob McElhenney

P: ¿Qué les diría a los fans que esperen la segunda temporada?

– Intentamos mezclar un poco las cosas, pero la relación central es la de Ian y Poppy. Lo que realmente tratamos de explorar ahí es cómo es cuando tienes dos compañeros, dos iguales, en los que ambos tienen opiniones muy fuertes sobre cómo debería ir algo. Y, sin embargo, ninguno de ellos está al mando, por lo que tienen que comprometerse.

Para mí, es una dinámica interesante en un entorno de oficina; también lo es en una nación. Para nosotros es divertido adentrarnos en la alegoría de cómo se siente una persona que cree firmemente en lo que cree y otra que hace lo mismo y, sin embargo, tienen que vivir juntos, tienen que trabajar juntos: ¿cómo lo hacen si ninguno de los dos está dispuesto a comprometerse? Es una idea que exploramos constantemente en la serie.

P: En cuanto a Ian, ¿qué te gusta de él? ¿Sientes que has visto algún crecimiento en tu personaje a lo largo de sus temporadas?

– Ciertamente. A diferencia de ‘Sunny’, donde el personaje nunca crecerá ni aprenderá nada, es divertido interpretar a un ser humano real en lugar de un personaje de dibujos animados… Sin embargo, eso es parte de la diversión de ‘Sunny’, es que nunca aprenderán nada y todo el mundo lo sabe y siempre son el blanco de las bromas, y por eso podemos satirizar lo que podemos satirizar, porque no estamos dando glamour a nada: el comportamiento es aborrecible, lo llamamos aborrecible, y de eso trata toda la serie.

Mientras que con una serie como ésta, creo que presentamos a personas que están un poco más cerca de los seres humanos reales. Reconocemos que tienen debilidades increíbles: Son muy egocéntricos, tienen mucho ego, sin embargo, también son muy buenos en lo que hacen. Crean algo que es muy especial para otras personas. Pueden ser compasivos, pueden ser empáticos, también pueden ser difíciles, pueden ser egoístas y creo que es muy divertido interpretarlos porque tienen mucha más dimensión que mi personaje Mac, que es… ampliamente un dibujo animado. Sigo creyendo que hay espacio para la sátira, y eso es lo que es ‘Sunny’, siento que hay un lugar para ‘Sunny’, espero que por mucho tiempo. Sin embargo, un programa como Mythic Quest me permite hacer algo un poco diferente y adentrarme en áreas que no habría considerado necesariamente cuando tenía 26 años.

La segunda temporada de Mythic Quest ya está disponible en Apple TV+.

13

Episodios con que cuentan las dos temporadas de la serie.