La razón de por qué dejar de producir carne puede compensar millones de emisiones de CO2

Por Publimetro Colombia

Se trata de un nuevo estudio de la revista 'Nature Sustainability', que plantea que haya más cosechas de legumbres que puedan absorber CO2.  La razón de por qué dejar de producir carne puede compensar millones de emisiones de CO2.

Está científicamente comprobado que los alimentos con proteínas vegetales, como lentejas, frijoles y nueces, pueden proporcionar nutrientes vitales utilizando una pequeña fracción de la tierra necesaria para producir carne y productos lácteos.

A esto se le suma la idea de que, al cambiar a estos alimentos, gran parte de la tierra restante podría albergar ecosistemas que absorben CO2 (Dióxido de carbono).

En su estudio, los investigadores analizaron y mapearon áreas donde la producción extensiva de alimentos de origen animal, que requiere el 83 por ciento de las tierras agrícolas de la Tierra, suprime la vegetación nativa, incluidos los bosques.

Así mismo, se destaca que hay lugares donde cambiar lo que las personas cultivan y comen podría liberar espacio para que los ecosistemas vuelvan a crecer, compensando nuestras emisiones de CO2 en el proceso.

La razón de por qué dejar de producir carne puede compensar millones de emisiones de CO2

Según los hallazgos de los autores, el recrecimiento de la vegetación podría eliminar entre nueve y 16 años de emisiones globales de CO2 de combustibles fósiles, si la demanda de carne cayera drásticamente en las próximas décadas junto con sus enormes requisitos de tierra.

Esa eliminación de CO2 duplicaría efectivamente el presupuesto de carbono de la Tierra, que se reduce rápidamente.

Aunque la cría de animales sigue siendo fundamental en algunos lugares, en su informe, los autores enfatizan que sus hallazgos están diseñados para ayudar a las estrategias adaptadas localmente para mitigar el cambio climático.

Las recientes propuestas de cubrir gran parte de la superficie de la Tierra en bosques han generado controversia como solución climática. En realidad, plantar físicamente más de un billón de árboles requeriría un esfuerzo físico sustancial y también es costoso.

Cabe resaltar que los acontecimientos recientes también han puesto de relieve la importancia de los ecosistemas saludables en la prevención de enfermedades pandémicas de origen animal, como la COVID-19.

Con información de Europa  Press.

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

 

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo