logo
mundo
mundo 11/02/2020

La masacre del “Rambo” tailandés que dejó una estela de 30 muertos

Furioso tras una disputa económica, el sargento Jakrapanth Thomma arrasó fatalmente a su paso por un cuartel, un templo y un centro comercial. Era experto en tiro y coleccionista de armas.

Autoridades tailandesas confirmaron un total de 30 muertos y más de 55 heridos tras el ataque del sargento Jakrapanth Thomma, quien disparó a diestra y siniestra por la ciudad de Nakhon Ratchasima (también conocida como Korat) antes de tomar rehenes en un centro comercial. El “Rambo” tailandés que dejó una estela de 30 muertos.

El primer ministro tailandés, Prayut Chan-O-Cha, informó que los hechos se desencadenaron debido a una discusión por la venta de su casa, que motivó la furia del militar al sentirse engañado.

El “Rambo” tailandés que dejó una estela de 30 muertos

En la base de Surathampithak, donde se encontraba destinado, Thomma dio muerte al coronel Anantharot Krasae, a una mujer de 63 años y a otro soldado para luego salir en un vehículo todoterreno cargado con armamento. En su huída disparó contra peatones y policías que intentaron detenerlo, dejando víctimas en las calles frente a un templo budista, y finalizó su huída en el centro comercial “Terminal 21 Korat”. En el lugar provocó la explosión de un balón de gas, asesinó a la mayoría de sus víctimas y tomó al menos 16 rehenes, a quienes mantuvo en el cuarto piso del recinto.

Durante la jornada, además, hizo públicos sus actos a través de su página de Facebook, actualizando con mensajes como “nadie puede escapar de la muerte”, “¿debería rendirme?” y “ya me detuve”, además, de realizar una transmisión en vivo. Los contenidos fueron borrados, y la empresa manifestó que “no hay lugar en Facebook para las personas que cometen este tipo de atrocidades, ni permitimos que las personas elogien o apoyen este ataque”.

Tras ser rodeado por fuerzas policiales, el militar repelió a tiros las solicitudes de que se rindiera y se mantuvo parapetado por 17 horas hasta ser abatido.

Por otra parte, el portavoz del ministerio de Defensa, Kongcheep Tantrawanit, afirmó que el militar “se volvió loco”. De 32 años, Thomma era experto en tiro y tenía al menos 6 armas de fuego.

PARA MÁS INFORMACIÓN DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

También le puede interesar: