Video: ¿Karma instantáneo? Bloguera china aprendió de la peor forma que no es buena idea comer pulpo vivo

Le pasó por buscar likes tan desesperadamente.

Por Publimetro Chile

La gente hace cualquier cosa por la fama en las redes sociales; incluso exponer su vida a cambio de miles de likes. Por eso, cuando la bloguera china conocida como "Seaside girl Little Seven", quiso comerse un pulpo vivo para aumentar el número de seguidores. Pero nunca imaginó que estaba poniéndose en riesgo.

Sin embargo, debió haberlo pensado mejor porque un pulpo normalmente usa sus tentáculos para atrapar a sus presas o defenderse de posibles ataques. Y precisamente eso fue lo que hizo con ella, o mejor, con su rostro. Utiliza sus brazos largos y fuertes para envolver a los otros animales; y sus ventosas con tal de adherirse firmemente a su carne. Debido a su "hazaña" el animal de ocho patas repentinamente la atacó y aferró sus tentáculos a su cara.

El animal tratando de defenderse se atascó a su cara; mientras la bloguera emitía gritos de dolor porque no lograba despegarlo de su piel.

Cabe mencionar que los pulpos normalmente usan sus tentáculos para defenderse y atrapar a sus presas. Gracias a las ventosas en cada uno de los ocho tentáculos pueden envolver a otros animales y adherirse sin dejar la posibilidad de escape.

Video viral

El video de 50 segundos fue compartido por  "Seaside girl Little Seven" en la plataforma  Kuaishou. Donde se puede ver que desde un principio que el pulpo estaba pegado a su cara.

En el registro se puede ver que la joven parecía no tenerle miedo al animal; e incluso se le escucha decir a sus fanáticos "miren lo duro que está succionando".

Finalmente se ve que todo se empieza a salir de control. Y el rostro de la bloguera cambia, mostrando el pánico por no lograr despegarse el pulpo de los labios.

Video: ¿Karma instantáneo? Bloguera china aprendió de la peor forma que no es buena idea comer pulpo vivo

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo