logo
Noticias

Internet se ha inundado recientemente de vídeos virales con los residentes de Omsk, una de las regiones más frías de Rusia, arrojando cacerolas de agua hirviendo al aire y viendo cómo se convierte al instante en nieve en polvo que cae sobre ellos, en un mes de enero que registra temperaturas de hasta -38 ºC.

Consciente o inconscientemente, los habitantes de Omsk están demostrando el efecto Mpemba, que prueba que el agua caliente se congela más rápido que el agua fría.¡Ciencia y diversión suelen ser en general muy buenos compañeros!

Video: Ruptly.