Dos policías recibieron una paliza al intervenir en una riña en la noche del 31

Uno de los agentes sufrió una fractura en la nariz.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Dos policías franceses recibieron una paliza al realizar una intervención la pasada Nochevieja en Champigny sur Marne, una ciudad de la región de París, agresión que dio lugar a la detención de dos personas y a la reacción del ministro del Interior, que habló de "actos incalificables".

Los dos policías, que acudieron al lugar donde se celebraba una fiesta privada en la que se estaba negando la entrada a un importante grupo de jóvenes, fueron atacados y golpeados cuando trataron de interceder.

A causa de la paliza, uno de los dos agentes sufrió una fractura en la nariz y los médicos que le atendieron le asignaron una baja laboral de ocho días, según fuentes policiales citadas por la emisora "France Info".

A su compañera, que recibió también numerosos golpes en el cuerpo y en la cara, le atribuyeron siete días de baja.

Las imágenes de la agresión fueron colgadas en las redes sociales. Las fuerzas del orden arrestaron a dos personas por su presunta implicación.

El ministro de Interior, Gérard Collomb, contó en su cuenta de Twitter que había hablado con los dos policías y afirmó que se estaba haciendo lo posible para que "los cobardes autores de estos actos incalificables sean detenidos y condenados".

"Atacar a nuestras fuerzas de seguridad, es atacar a nuestra República", añadió Collomb, que esta tarde debía mantener una reunión tras la recopilación de las informaciones de todo el país sobre los incidentes de Nochevieja.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo