¡Qué susto! En su funeral, joven peruano volvió a respirar

Fue retirado del féretro y conducido al hospital, pero la historia no tuvo final feliz.

Por Lina Uribe

Tras haber tenido complicaciones en un procedimiento odontológico, el joven peruano Watson Mandujano, de 24 años, fue declarado muerto y el funeral se llevó a cabo en el que era su lugar de residencia.

No obstante, la familia y los asistentes se llevaron una gran sorpresa cuando notaron que su pecho se movía como si estuviera respirando, aunque Watson ya estaba en el ataúd. De inmediato contactaron a un médico que confirmó que el joven seguía con vida y procedió a llevarlo a un hospital.

Por desgracia, Mandujano murió en el centro asistencial por un exceso de Diazepán, según el parte médico. Dicho medicamento tiene propiedades sedantes y, al parecer, había sido suministrado por su odontólogo para que no sintiera el procedimiento que le iba a realizar.

Esta droga ocasionó que el joven durmiera profundamente. Sus familiares exigen que las autoridades investiguen a los médicos que lo declararon muerto y al odontólogo que lo atendió, pues hubieran podido salvarle la vida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo