Bloquean medios que transmitían protestas y Policía impide paso a marcha, en Venezuela

Por EFE

Los canales en línea Vivo Play y VPI aseguraron que fueron bloqueados desde el viernes en Venezuela, en medio de la cobertura que estos portales han hecho durante las protestas opositoras de las últimas dos semanas que han dejado decenas de heridos y detenidos.

El presidente de Vivo Play, Carlos Hulett, explicó a Efe que aunque no han sido notificados de bloqueo por parte de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) han comprobado de manera independiente que es imposible acceder al portal desde Venezuela a través de distintos proveedores de internet.

"Técnicamente se puede verificar el bloqueo", afirmó Hulett, quien indicó, sin embargo, que a través de aplicaciones móviles o desde cualquier otro país que no sea Venezuela los suscriptores pueden sintonizar la señal en directo del canal.

Detalló que, tras el bloqueo, decidieron replicar la señal en directo de Vivo Play "en más de 15 páginas (web) aliadas", lo que les ha permitido, según dijo, multiplicar por más de diez la audiencia promedio desde el sábado.

Hulett agregó que la empresa está "verificando los pasos a seguir" frente a esta situación.

Por su parte, la jefa de prensa de VPI, Adriana Salazar, afirmó a Efe que este portal también está bloqueado en Venezuela desde el viernes y que hasta hoy no habían sido notificados por parte del ente regulador de telecomunicaciones.

Salazar indicó que VPI mantendrá la cobertura de las protestas opositoras y explicó que desde el país caribeño se puede seguir la señal en directo a través de la plataforma Youtube y de redes sociales como Twitter y Facebook.

El pasado 15 de febrero el Gobierno venezolano ordenó la "salida inmediata" de las transmisiones del canal CNN en Español por considerar que sus contenidos "difaman y distorsionan la verdad", y por "presuntamente" atentar "contra la paz y la estabilidad democrática" del país caribeño.

Policía impide de nuevo el paso de la marcha opositora al centro de Caracas

Las fuerzas de seguridad de Venezuela disolvieron hoy, por quinta vez en los últimos diez días, una protesta opositora con cientos de participantes que pretendía acceder al centro de la ciudad para manifestarse en contra del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Decenas de miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) cerraron nuevamente los accesos al municipio caraqueño Libertador -centro de la ciudad y sede de los poderes públicos en Venezuela– gobernado por el chavista Jorge Rodríguez, quien ha afirmado que estas movilizaciones buscan generar violencia en esa zona de la capital.

"Manifestantes son reprimidos con bombas lacrimógenas por cuerpos seguridad", aseguró en su cuenta de Twitter la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Los opositores comenzaron a congregarse desde las 10.00 de la mañana hora local (14.00 GMT), en la plaza Brión de Chacaíto, en el este de la capital venezolana, y comenzaron a marchar hacia el oeste sin que el rumbo de la movilización fuera aclarado por sus dirigentes, al menos ante los medios de comunicación.

Mientras el grueso de los participantes en la manifestación se mantiene alejado de los gases lacrimógenos, decenas de manifestantes, en su mayoría encapuchados, protagonizan choques con los miembros de la fuerza pública, según constató Efe.

Una vez iniciadas las acciones de la Policía para dispersar a los manifestantes el gobernador del céntrico estado Miranda y excandidato presidencial Henrique Capriles declaró desde la marcha al canal en línea Vivo Play: "aquí lo que hay es represión, más nada (…) el gobierno sigue el paquete del autogolpe, creen que así, con represión, es la forma de resolver la crisis".

La oposición venezolana se ha manifestado las últimas dos semanas en rechazo a unas sentencias que emitieron siete magistrados del Supremo en las que despojaban al Parlamento de sus funciones, aunque luego las suprimieron parcialmente.

El Parlamento -de mayoría opositora- calificó de "golpe de Estado" la actuación del Supremo y dio inicio a un proceso de remoción de los juristas que firmaron las sentencias.

Para llevar a cabo este proceso, se requiere que el Poder Ciudadano califique de "falta grave" la actuación de los magistrados, solicitud que el defensor del Pueblo venezolano, Tarek William Saab – que preside este Poder-, ya ha informado que fue declarada improcedente.

El Parlamento continúa llamando a los venezolanos a manifestarse en contra de ese "golpe" y solicitan a la Defensoría su respaldo para proceder a "defender la Constitución", por lo que han llamado a protestar en la capital y en casi todos los estados del interior.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo