Conozcan la historia de dos enfermos terminales que decidieron casarse

Por Adriana García

Dos enfermos terminales de Florida decidieron que querían pasar el resto de sus vidas juntos, así que se casaron delante de sus familiares y amigos la semana pasada.

Debbie Rivera, de 54 años, y John Whaley, de 58, sufren de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, de acuerdo al centro de salud Governors Creek.

“Los dos estábamos tan cansados de estar solos y no tener a nadie a excepción de la familia”, declaró Whaley de Jacksonville, Florida.

Whaley se presentó a Rivera mientras ella se relajaba en la sala de televisión. “Nos sentábamos allí, hablábamos, hasta que empezamos a tener sentimientos uno por el otro”, dijo Whaley. “A los dos nos gustan las mismas cosas y ambos estamos en mal estado, lo que hace que nos llevemos bien”.

Aunque los dos habían caído enfermos, Whaley decidió proponérsele a Rivera, quien aceptó.

Philip Slotin, gerente general de Vitas Healthcare, la compañía que proporciona apoyo y consuelo a los pacientes de Governors Creek, colaboró en la creación del día de la boda.

La ceremonia se llevó a cabo el 23 de mayo. Rivera utilizó un vestido blanco y tras la recepción la pareja salió de la instalación a quedarse en casa de Whaley, informó el canal estadounidense “ABC News”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo