Hombre muere después de tomar 56 shots: detienen al cantinero

Por Miguel Velazquez

Un cantinero fue condenado a cuatro meses de prisión por haberle servido 56 shots a un cliente, quien falleció poco después.

Gilles Crepin de 47 años, fue declarado culpable del homicidio de Renaud Prudhomme de 56, quien falleció al intentar romper el récord de beber más shots en el bar local, en la localidad de Clermont-Ferrand, en Francia.

De acuerdo con la Corte de Justicia, en el bar había un letrero del máximo número de shots ingeridos por un cliente. Prudhomme quiso romper el récord, pero sufrió complicaciones respiratorias por abuso del alcohol. El camarero no supo como reaccionar ante esa situación, Después de hacerlo vomitar, el hombre de 56 años fue llevado al hospital, donde murió al siguiente día.

No podemos pedir un certificado médico a cada cliente que quiera comprar alcohol“, dijo el abogado defensor del camarero. A lo que el abogado de la familia de la víctima respondió: “Es ilegal servir alcohol a los clientes que se encuentran en un estado de embriaguez“.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo