Abuelo conmovió a Internet y ahora no sabe que hacer con tanto apoyo

Por Miguel Velazquez

Hace unos días la historia de Clarence Blackmon conmovió al mundo de las redes sociales. 

El abuelo de 81 años de edad llamó al 911 porque no tenía nada que comer.  Fue internado en un hospital de Fayetteville, Carolina del Norte, ya que padece cáncer. Sin embargo, los médicos lo desahuciaron y lo enviaron a su casa, en donde no contaba con nadie. 

Al llegar a su domicilio se dio cuenta que no tenía nada para comer, fue por eso que, hambriento, llamó al 911 pidiendo auxilio. Al cabo de hora y media, Marylin Hinson, la operadora que respondió su llamada, llegó a su casa con la compra y le preparó unos sándwiches. 

La historia se volvió viral en redes sociales y medios de todo el mundo hicieron eco de ello. Ahora, Clarence Blackmon asegura que ha recibido donaciones de todo el mundo: “Me siguen trayendo cosas. Todo está lleno ¡Nunca he tenido tanta prosperidad!“, exclamó al portal estadounidense ABC.

El oficial de policía de Fayetteville, Antoine Kincade, narró que ellos también han recibido una avalancha de preguntas sobre cómo ayudar a Blackmon, quien pidió que las donaciones se hagan a la Salvation Army, una organización religiosa de beneficiencia. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo