ONU critica decisión de Paraguay en caso de niña de 10 años embarazada

Por Miladys Soto Rodríguez

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) repudió el manejo que el gobierno de Paraguay le dio al caso de la niña de 10 años que fue violada por su padrastro y está embarazada.

A través de un comunicado de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, un grupo de expertos opinó que Paraguay no defendió los derechos humanos de la menor.

La decisión de las autoridades paraguayas resulta en graves violaciones de los derechos a la vida, a la salud, y a la integridad física y mental de la niña, así como sus derechos a la educación, que ponen en peligro sus oportunidades socio-económicas”, advirtieron los expertos de la ONU.

Estos agregaron: “A pesar de las solicitudes de la madre de la niña y de los expertos médicos para interrumpir este embarazo que pone en peligro la vida de la niña, el Estado ha fallado en tomar medidas para proteger la salud, la integridad física y mental e incluso la vida de la niña de 10 años”.

La organización Amnistía Internacional es otra que ha repudiado la decisión de prohibir el aborto a la niña de 10 años. Estos han llevado a cabo una campaña a través de Internet en la que colecta firmas en un mensaje en el que se exige no violar los derechos de la menor.

El capítulo de Paraguay de Amnistía Internacional ha logrado recoger cinco mil 522 firmas de seis mil firmas que tiene como meta.

“Es urgente además que el Estado cumpla con sus obligaciones internacionales y garantice los derechos humanos de la niña. Cada minuto que pasa es vital en el resguardo de una situación que viene sometiendo a esta niña a más abusos y violencia”, sostuvo en la página web de la organización Rosalía Vega, directora de Amnistía Internacional Paraguay.

De igual forma, se indicó que “No se hizo una evaluación interdisciplinaria e independiente en vista de asegurar el interés superior de la niña antes de descartar tratamientos para salvar la vida de la niña, incluso el aborto”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expone que las menores que quedan embarazadas tras una relación sexual forzada tienen menos probabilidades de conseguir un aborto legal y seguro que las mujeres adultas. Según la Organización, cada año a nivel mundial se practican tres millones de abortos inseguros en mujeres entre los 15 y 19 años de edad.

Asimismo, la OMS especifica que en los países de bajos recursos la principal causa de muerte en jóvenes de 15 a 17 años es la falta de cuidados prenatales, durante el parto y post-parto.

El informe “Directrices de la OMS para la prevención del embarazo precoz y de los resultados reproductivos adversos en adolescentes en los países en desarrollo” de la OMS aconseja empoderar a las niñas para evitar las relaciones sexuales forzadas, protegiéndose a sí mismas y buscando la ayuda necesaria en caso de que ya las hayan violentado.

En la galería de fotos encontrarán más datos sobre el impactante caso que ha cobrado atención a nivel mundial. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo