Estudiante mató a un profesor y atacó con ballesta a otro en España

Por Juan Manuel Reyes / Publimetro

Un estudiante de un colegio secundario de Barcelona mató a un docente e hirió a cuatro personas más en un hecho sin precedentes en la historia reciente española. El ataque del joven de 13 años, realizado con una ballesta y un cuchillo, podría haberse ocasionado por un brote psicótico, según las primeras versiones que tratan de explicar este atentado.

El hecho ocurrió a las 9:15 de la mañana de este lunes en el instituto Joan Fuster, colegio del barrio de clase media de La Sagrera. El agresor, que llegó con una hora de retraso a su clase, disparó la ballesta a su docente cuando esta lo invitó a seguir. Posteriormente efectuó otro disparo a una de sus compañeras, hija de la maestra. Ambas sufrieron heridas leves.

Después de provocar estas lesiones atacó a otro profesor, quien realizaba un reemplazo desde hacía diez días, y había salido al escuchar los gritos provenientes del salón vecino. Le clavó un cuchillo en el tórax ocasionándole la muerte. Finalmente realizó ataques indiscriminados y aleatorios a quienes intentaban controlarlo, hiriendo a otra docente y un alumno, hasta ser controlado por un profesor de educación física.

¿Qué se sabe del atacante?

Los Mossos d’Esquadra (policía de Cataluña) detuvieron al agresor, pero como las leyes españolas impiden que un niño menor de 14 años pueda ser imputado por un crimen, debieron custodiarlo en el colegio hasta que se le trasladó a una unidad psiquiátrica para explorar su estado mental, antes de ser puesto a disposición del servicio de atención a la infancia catalán.

Según la Ley del Menor española, los menores de 14 años no pueden recibir una acusación, pues las soluciones para las causas de un delito que cometan recaen en el ámbito educativo y familiar. A pesar de esto, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña abrió diligencias para investigar los hechos.

La consejera de Enseñanza de la Generalitat (gobierno autonómico de Cataluña), Irene Rigau, postuló la posibilidad de que el joven hubiera sufrido un brote psicótico. Según la funcionaria, la acción indicaría que sería “un comportamiento patológico de un alumno que llega con una misión enfermiza y actúa sin ninguna reflexión previa”.

Según testimonios que estudiantes del instituto dieron a los medios, el agresor no daba señales de ser capaz de provocar un ataque de esta magnitud, pero tenía una fuerte obsesión por las armas y los temas militares. Una de las personas citadas dijo que a veces el joven iba a clases con pantalones con estampados de camuflado.

Reacciones

Algunos alumnos del colegio relataron a AFP sus vivencias de lo ocurrido. “El profesor salió al pasillo, escuchamos un ruido muy fuerte, nos asomamos al pasillo y vimos al profesor tendido en el suelo”, dijo una estudiante. Otra compañera de clase contó cómo debieron esconderse detrás de sus sillas mientras el joven acuchillaba a uno de sus condiscípulos.

Mientras el estupor domina a los testigos de este ataque, la Generalitat decretó un día de duelo por los hechos. El jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, envió su pésame por Twitter a la familia y compañeros de la víctima mortal, y se declaró “conmocionado” por la agresión.

Los estudiantes del instituto Joan Fuster deberán regresar a clases el próximo miércoles en el lugar de los hechos, cuando se terminen las diligencias judiciales y se haya iniciado un proceso de apoyo psicológico para los testigos de este grave ataque, y con la ausencia de un docente substituto al que se le rendirá homenaje antes de iniciar actividades.

LEA TAMBIÉN:

Serj Tankian: “El genocidio armenio es algo personal, no político”

Estos son los niños “más malos” del mundo

Lucin, la armenia centenaria que no se permite olvidar

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo