Túnez sigue la pista de un tercer autor del atentado del Bardo

Por AFP

El presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, afirmó el domingo que un tercer autor del atentado contra el museo del Bardo era buscado pero que “no irá muy lejos”, además de admitir fallos en la seguridad.

Un día después de que las autoridades divulgaran un video que muestra a los dos principales asaltantes en el interior del museo, Caid Essebsi aludió a la presencia de una tercera persona directamente implicada en el atentado, que costó la vida a 20 turistas extranjeros y a un policía tunecino.

“Seguramente, había tres (…) Fueron identificados y filmados por las cámaras de vigilancia (…) Dos fueron ejecutados”, mientras que el tercero “todavía” está huido, dijo el presidente entrevistado por una televisión y una radio francesas.

“De todas formas, no irá muy lejos”, añadió.

El ministerio del Interior dijo el sábado en un comunicado que había lanzado una orden de búsqueda contra Maher Ben Mouldi Kaidi, subrayando que se trataba de un “elemento terrorista peligroso (…) buscado en el marco de la operación terrorista”. Por el momento, se desconoce si el tercer autor al que aludió el presidente es este individuo.

Hasta ahora, las autoridades habían asegurado que había dos asaltantes, identificados como Jabeur Khachnaoui, de unos 20 años, y Yassine Laabidi, de 27 años, abatidos por las fuerzas de seguridad durante el ataque.

En el video divulgado por el ministerio del Interior el sábado, basado en parte en imágenes de las cámaras de vigilancia, aparecen dos hombres deambulando en el interior del museo en el momento del ataque, portando Kalashnikovs, uno de ellos con una capucha roja en la cabeza y el otro con una gorra, colocada al revés.

También se divulgaron fotos que muestran sus cadáveres. El abdomen de uno de ellos está marcado con un circulo rojo, para mostrar lo que podría ser un cinturón de explosivos.

Interrogantes

El video termina al pie de una escalera. Los dos asaltantes, aún vivos, se cruzan con un hombre, al que dejan ir, y que se aleja corriendo. Un breve intercambio de palabras pudo producirse entre ellos. Este domingo, la presencia y la identidad de esta persona  suscitaba numerosos interrogantes.

El atentado del Bardo es el primero que afecta a extranjeros en Túnez desde 2002. Es también el primero reivindicado por el grupo Estado Islámico (IE), que opera en la vecina Libia, ocupa importantes zonas de Siria e Irak, y tiene en sus filas a centenares de tunecinos.

Este domingo por la mañana, Beji Caid Essebsi acudió al lugar del atentado, y depositó un ramo de flores en homenaje a sus víctimas.

En entrevista publicada la víspera en el sitio electrónico de la revista francesa Paris Match, el presidente tunecino había reconocido “fallos” en el dispositivo de seguridad del país.

“En el origen, la policía y los servicios de inteligencia no fueron lo bastante sistemáticos para garantizar la seguridad del museo”, afirmó.

En un testimonio recogido en Marsella (sur de Francia), un turista francés que volvía de Túnez, dijo que se entraba al museo “como a un molino”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo