Tres civiles mueren en combates en Debáltsevo, en el Este de Ucrania

Por Publimetro Colombia

Kíev, 29 ene (EFE).- Tres civiles murieron y otros dos resultaron heridos hoy en combates en la ciudad ucraniana de Debáltsevo (región de Donetsk), escenario de los choques más cruentos entre fuerzas gubernamentales y milicias rebeldes.

“Como resultado de los incesantes ataques de artillería por parte de grupos armados ilegales (rebeldes prorrusos) tres personas han muerto, entre ellos un niño”, informó el portal de noticias de Donbass.

La fuente precisó que un adolescente de 16 años murió por el impacto de un proyectil, mientras que su madre resultó herida.

Además, dos mujeres jubiladas de 86 y 84 años murieron en circunstancias semejantes, según Kiev, debido a los ataques insurgentes.

Los separatistas prorrusos informaron por su parte de que se están produciendo fuertes combates en la ciudad de Uglegorsk, a 7 kilómetros de Debáltsevo.

“El Ejército de la autoproclamada república popular de Donetsk está asaltando Debáltsevo y Uglegorsk”, informó la agencia de los separatistas Novoróssiya.

Añadió que “los combates se desarrollan en el centro de Uglegorsk; la artillería de los insurgentes está destruyendo tanques ucranianos”.

Además, “Debáltsevo está siendo atacada por el Ejército de la república popular de Lugansk”, informó Novorossiya.

Horas antes, el jefe del Estado Mayor de las FFAA de Ucrania, Víktor Muzhenko, había dado cuenta de escaramuzas en el sur y este de Debáltsevo, importante nudo ferroviario y punto estratégico por el que pasa una carretera que une Donetsk y Lugansk, las dos principales plazas rebeldes.

Agregó que las posiciones de las tropas de Kíev, sobre todo las que se encuentran en la línea de separación entre el Ejército y la RPL siguen siendo atacadas por los separatistas.

Según los datos del mando militar ucraniano, las milicias separatistas prorrusas han concentrado alrededor de 2.500 combatientes en Debáltsevo y sus inmediaciones para intentar cercar a las tropas ucranianas.

Los insurgentes son apoyados por 35 tanques, 55 carros artillados, más de 50 piezas de artillería y 22 lanzaderas de misiles.

La caída de Debáltsevo en manos de las milicias les permitiría unir fuerzas y conformar una línea de frente continua, con lo que de hecho conseguirían retrotraer la situación a la de mediados del año pasado, cuando comenzaba el conflicto en el este de Ucrania.

Moscú, 29 ene (EFE).- Once civiles murieron y otros 27 han resultado heridos en las últimas 24 horas en el este de Ucrania por ataques de las fuerzas ucranianas, informó hoy el subjefe del mando militar de la rebelde región de Donetsk, Eduard Basurin.

La mayor parte de las víctimas mortales fueron en Donetsk, donde según Basurin “anoche murieron 5 civiles y 17 fueron heridos” y en la ciudad de Górlovka, donde hubo 4 muertos y 7 heridos.

“En el curso de la noche pasada, los militares disparaban contra tres barrios de Donetsk y contra la parte central de Górlovka. También atacaron (las localidades de) Makéyevka y Yasinovítaya”, agregó Basurin.

El responsable separatista cifró en 7 las bajas de las milicias prorrusas y en 11 las del Ejército ucraniano.

Según informó un portavoz de las milicias prorrusas a la agencia rusa Interfax, en la capital regional, Donetsk, cuatro civiles murieron.

“Tres proyectiles impactaron en un mercado cerca de una estación de ferrocarriles y mataron a cuatro personas; otra mujer fue hospitalizada en estado grave”, informó el portavoz.

Por su parte, las autoridades de Kiev aseguraron que los insurgentes han atacado las posiciones de las tropas gubernamentales en más de cien ocasiones en las últimas horas.

Desde su estallido, en abril del año pasado, el conflicto armado en el este ucraniano se ha cobrado más de 5.000 muertos y ha provocado el éxodo de cientos de miles de refugiados.

Kíev, 29 ene (EFE).- Residentes de la ciudad ucraniana de Debáltsevo, plaza estratégica y el mayor foco de tensión estos días entre separatistas y el Ejército de Kiev, han empezado a abandonar sus hogares, ante la grave situación humana que se vive por los incesantes bombardeos.

Unas cien personas, mayormente jubilados y familias con menores, se congregaron hoy por la mañana frente a la alcaldía para ser llevados en autobuses por voluntarios de la organización “Donbass-SOS” encargada de misiones humanitarias.

Según numerosos testimonios recogidos por la prensa local, los fuertes bombardeos prosiguen por décimo día consecutivo dejando víctimas mortales y dañando las infraestructuras de esa ciudad prácticamente devastada.

En estas circunstancias, sin electricidad, calefacción y agua potable, los vecinos se ven obligados a preparar comida en plena calle en los escasos paréntesis entre bombardeos, durante los cuales se esconden en los sótanos de sus casas, agregan los medios.

La poca ayuda humanitaria que les llega por carretera en medio de disparos de las partes beligerantes aparentemente se está acabando.

En Debáltsevo, importante nudo ferroviario y punto estratégico por el que pasa una carretera que une Donetsk y Lugansk, las milicias separatistas prorrusas han concentrado alrededor de 2.500 combatientes para intentar cercar a las tropas ucranianas.

Según el parte militar de Kiev, los insurgentes son apoyados por 35 tanques, 55 carros artillados, más de 50 piezas de artillería y 22 lanzaderas de misiles.

La caída de Debáltsevo en manos de las milicias les permitiría unir fuerzas y conformar una línea de frente continua, con lo que de hecho conseguirían retrotraer la situación a la de mediados del año pasado, cuando comenzaba el conflicto en el este de Ucrania.

Según el mando de los separatistas, las tropas ucranianas ya han comenzado a replegarse con grandes bajas de sus posiciones junto a Debáltsevo.

Desde su estallido, en abril del año pasado, el conflicto armado en el este ucraniano se ha cobrado más de 5.000 muertos y ha provocado el éxodo de cientos de miles de refugiados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo