La renuncia del Gobierno yemení es "definitiva e irreversible"

Por Publimetro Colombia

Saná, 29 ene (EFE).- La renuncia del Gobierno yemení es “definitiva e irreversible”, dijo hoy el primer ministro dimisionario, Jaled Bahah, antes de añadir que ese Ejecutivo ya no es responsable de administrar los asuntos diarios del país.

“El Gobierno tecnócrata insiste en que presentó su dimisión y que no se responsabiliza de los asuntos del país”, subrayó Bahah en un comunicado publicado en su cuenta de Facebook.

También explicó que el motivo de la renuncia, efectuada el pasado día 22, fue para expresar “su profunda insatisfacción por el golpe de Estado llevado a cabo por el movimiento Ansar Alá”.

Bahah se refiere a la toma de control por el movimiento chií de los hutíes del palacio presidencial el 19 de enero.

Ellos “son los responsables de que se haya detenido el funcionamiento del Estado y del Gobierno, así como la transición política en el país”, agregó.

Bahah acusó asimismo a los hutíes de intentar asesinarle ese mismo día, cuando un grupo armado disparó contra su convoy, y de asediar las viviendas de varios ministros impidiéndoles la salida.

Eso es algo, dijo, que “nunca antes se había registrado en la historia política del Yemen”.

Bahah criticó también el control impuesto por los hutíes a los medios de comunicación estatales, su intromisión en los asuntos gubernamentales y la captura por la fuerza de varias provincias.

Cuando presentó su renuncia, Bahah explicó que se veía incapaz de reconducir “el laberinto político” en el que se ha perdido el Yemen y “en el que no rige ninguna ley ni reglamento”.

Está pendiente una reunión del Parlamento yemení para decidir sobre la renuncia del presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, que dimitió el mismo día que Bahah, aunque hay voces que piden su continuación.

Los combatientes chiíes se han hecho con el control en los últimos meses de siete provincias del Yemen, incluida su capital, donde se recrudeció la tensión esta semana con el ataque a las sedes presidenciales.

Saná, 29 ene (EFE).- Miembros del movimiento chií de los hutíes del Yemén dispersaron hoy por la fuerza dos manifestaciones en su contra y efectuaron varias detenciones en Saná, ante las puertas de la universidad y frente a la casa de un ministro.

Según informaron a Efe testigos, los milicianos hutíes dispararon al aire cuando los estudiantes salieron de la Universidad de Saná entonando lemas contra este movimiento que provocó la pasada semana la dimisión de las principales autoridades yemeníes.

En la misma zona fueron además detenidos tres manifestantes y un cámara de la televisión catarí Al Yazira, Abdelaziz al Sabri, informaron organizaciones de derechos humanos.

Varias personas resultaron heridas, una de ellas de una puñalada en el estómago.

Los hutíes dispersaron del mismo modo otra concentración frente a la casa del ministro de la Administración Local Abdelraqib Seif, en el barrio de Suan, en el este de Saná.

Esta represión de las manifestaciones, común en los últimos días, ha llevado a tres partidos políticos importantes a suspender su participación en el diálogo abierto para dar una salida a la crisis.

El primer ministro yemení que ha presentado la dimisión, Jaled Bahah, aseguró hoy por su parte que la renuncia del gobierno es “definitiva e irreversible”, y que este no es responsable de administrar los asuntos diarios del país.

Cuando presentó su dimisión el pasado 22 de enero, Bahah explicó que se veía incapaz de reconducir “el laberinto político” en el que se ha perdido el Yemen y “en el que no rige ninguna ley ni reglamento”.

Está pendiente una reunión del Parlamento yemení para decidir sobre la renuncia del presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, que dimitió el mismo día que Bahah, y hay voces que piden su continuación.

Los combatientes chiíes se han hecho con el control en los últimos meses de siete provincias del Yemen, incluida su capital, donde se recrudeció la tensión esta semana con el ataque a las sedes presidenciales.

Saná, 29 ene (EFE).- Al menos dos soldados yemeníes murieron hoy y otros dos resultaron heridos en una emboscada perpetrada por hombres armados en la provincia nororiental de Mareb, según una fuente de seguridad que responsabilizó al grupo terrorista Al Qaeda de lo ocurrido.

La fuente indicó que los asaltantes atacaron una patrulla perteneciente a la 23 División de Infantería en la autopista que une Mareb con la capital, Saná.

Mareb, uno de los bastiones de Al Qaeda, ha sido escenario en los últimos meses de un aumento de la tensión debido al rechazo de las tribus suníes al avance de las milicias chiíes del movimiento Ansar Alá, que ha forzado la dimisión del Gobierno y de presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Este movimiento, liderado por Abdel Malek al Huti, se hizo con el control del Palacio presidencial de Saná el 19 de este mes.

La irrupción en la sede de la jefatura del Estado, que desencadenó las dimisiones en cadena del Ejecutivo y de Mansur Hadi, se registró tras varios meses de violencia en los que los hutíes han extendido su control militar sobre la capital y sobre varias provincias del país, provocando un deterioro sin precedentes de la crisis yemení.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo