Margallo afirma que "parece probado" que el militar español murió por fuego israelí

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 29 ene (EFE).- El ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, afirmó hoy que “parece probado” que Francisco Javier Soria, militar español de la misión de la ONU fallecido ayer en el sur del Líbano, fue alcanzado por fuego disparado por Israel.

“Parece probado, salvo demostración en contrario, que el fuego era israelí, que las treinta granadas cayeron en la zona azul, de demarcación”, donde se encuentran los cascos azules desplegados por la ONU, declaró García-Margallo a su llegada a un consejo extraordinario de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE).

Destacó igualmente que el militar fallecido “estaba en un puesto fijo ahí”.

El ministro español, preguntado por el origen del bombardeo que alcanzó al militar, dijo que esa fue la información proporcionada por “el secretario general adjunto de Operaciones de Mantenimiento de la Paz” de la ONU.

También recordó que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebró una reunión en la que abordó este suceso.

“A partir de ahí, hay que esperar a ver cómo avanza la investigación”, recalcó García-Margallo.

En ese contexto, “el ministro de Exteriores israelí me garantizó la máxima colaboración de su Gobierno en esta investigación para extraer las conclusiones que sean oportunas”, aseguró.

El Consejo de Seguridad de la ONU, en una reunión de urgencia, condenó ayer la muerte del casco azul español en el sur del Líbano sin mencionar a responsables de los hechos, aunque anunció una investigación para aclarar si fue por fuego israelí o de la milicia libanesa Hizbulá.

La máxima instancia de la ONU se pronunció al respecto después de recibir un informe del jefe del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU, el guatemalteco Edmond Mulet.

La muerte del militar español encuadrado en la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL) se produjo en medio de un enfrentamiento armado entre Israel y el grupo chií libanés Hizbulá.

Entre las misiones de la FINUL está vigilar la llamada “línea azul”, delineada por la ONU para certificar la retirada israelí del sur del Líbano en el año 2000.

Naciones Unidas, 29 ene (EFE).- Un portavoz de la ONU anunció hoy que Naciones Unidas realizará una investigación “apropiada y metódica” sobre la muerte de un “casco azul” de nacionalidad española en el sur del Líbano, pero evitó apuntar responsabilidades.

“La muerte de un ‘casco azul’ es un tema grave y nos concierne a nosotros que haya una investigación apropiada y metódica”, afirmó hoy Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El militar español Francisco Javier Soria, de 36 años, que prestaba servicios a la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (FINUL), murió el miércoles durante un enfrentamiento armado entre fuerzas israelíes y del grupo chií libanés Hizbulá.

“Aunque autoridades españolas han apuntado que el “casco azul” pereció por un bombardeo israelí en el sur del Líbano, tanto Ban como el Consejo de Seguridad de la ONU no han indicado qué parte es la responsable de su muerte.

Lo mismo ocurrió hoy durante la rueda de prensa diaria que ofrece el portavoz de Ban al ser consultado sobre estos informes procedentes de España que apuntan a Israel como el responsable de la muerte del “casco azul”.

Dujarric dijo que en ocasiones como ésta suele haber investigaciones que hacen en paralelo tanto la ONU como el país al que pertenecía el “casco azul” que muere en un incidente armado.

“Estas cosas algunas veces llevan tiempo, pero tienen que hacerse para ser precisos”, insistió el portavoz acerca de las pesquisas que hará Naciones Unidas.

No precisó cuánto tiempo puede llevar esa investigación, pero señaló que los resultados los dará a conocer el secretario general de la ONU al Consejo de Seguridad cuando presente un informe al respecto.

A tono con el mensaje que dio a conocer ayer Ban Ki-moon sobre los hechos, el portavoz dijo que el militar español encuadrado en la FINUL murió en “grave incidente armado” en la llamada “línea azul” del sur del Líbano.

Esa línea geográfica fue delineada por la ONU para certificar la retirada israelí del sur del Líbano en el año 2000, que los libaneses no consideran completada.

El portavoz de Ban, en un comunicado que leyó antes de responder a las preguntas de los periodistas, reiteró que la “causa precisa de la muerte (del ‘casco azul’) todavía no se ha determinado y es objeto de una investigación”.

También mencionó que la coordinadora especial de la ONU para el Líbano, Sigrid Kaag, ha mantenido conversaciones en las últimas sobre este incidente y la posibilidad que haya una escalada de la tensión en la zona.

“La situación en la zona es tensa, pero estamos satisfechos de que está en calma, y esperamos que siga así”, agregó el portavoz.

También señaló que la FINUL lleva “bastante tiempo” operando en la zona y tanto los militares libaneses y los israelíes son “bien conscientes” de sus posiciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo