España confirma la muerte de un soldado en Líbano y pide una investigación

Por Publimetro Colombia

Madrid, 28 ene (EFE).- El Gobierno español confirmó hoy la muerte de un soldado español en el sur del Líbano que, según el ministro de Exteriores, se produjo en un ataque israelí en respuesta a otro de Hizbulá.

El fallecido, que formaba parte del contingente español desplegado en Líbano, es el cabo Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años, casado y sin hijos, informó a Efe el Ministerio de Defensa.

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, dijo a la prensa que conversó por teléfono con las autoridades israelíes, que le trasladaron sus condolencias y disculpas por lo sucedido, e informó de que ha pedido a la ONU una investigación sobre esta muerte.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, expresó su “más profundo pesar” por el fallecimiento del soldado español que formaba parte de las Fuerzas de la ONU para el Líbano (FINUL).

García-Margallo confirmó que el ataque en el que falleció el militar español se produjo hacia las 11.25 de la mañana y que las autoridades israelíes han trasladado al Gobierno sus condolencias y disculpas por lo sucedido.

El ministro hizo estas declaraciones tras la reunión que mantuvo en el Ministerio de Exteriores con el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

El militar fallecido formaba parte del contingente de 580 militares españoles encuadrados en la operación FINUL.

Israel, afirmó García-Margallo, ha respondido a un ataque previo de Hizbolá contra un convoy israelí.

García-Margallo añadió que la zona donde se ha producido el ataque está bajo responsabilidad española y es una de las cinco que tiene encomendadas la misión de la ONU.

El soldado, explicó el ministro, fue inmediatamente evacuado por un equipo medico hasta la base Miguel de Cervantes situada en Marjayún, a unos 40 kilómetros de la frontera con Israel, aunque no se pudo hacer “nada por salvar su vida”.

Por su parte, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, lamentó la muerte del militar español y puso en valor la voluntad de España de ayudar a la paz en Oriente Medio y su colaboración con la ONU.

Mistura aseguró que es necesaria “una investigación pronta” de lo sucedido y recordó los problemas y tensiones que existen en la región y el ataque que sufrió recientemente Siria.

Beirut, 28 ene (EFE).- Un militar español que formaba parte de las Fuerzas de la ONU para el Líbano (FINUL) murió hoy en el sur del país, informaron a Efe fuentes diplomáticas españolas.

Las fuentes no explicaron las circunstancias del fallecimiento, si bien la Agencia Nacional de Noticias (ANN) libanesa señaló previamente que en esa zona, fronteriza con Israel, cayeron varios cohetes israelíes.

El militar español es el cabo Francisco Javier Soria, de 36 años, casado y sin hijos, y que estaba destinado en la Brigada “Guzmán el Bueno” X de Córdoba, según el Ministerio español de Defensa.

El portavoz de la FINUL, Andrea Tenenti, citado por la ANN, confirmó hoy que un miembro de la misión resultó muerto y que actualmente están investigando el incidente.

Asimismo, la agencia informó de que la aviación de Israel está sobrevolando el sur del Líbano de forma “intensa” y que han continuado los bombardeos israelíes esporádicamente cerca de las aldeas de Al Uazani y Al Gayar.

La ANN explicó que un “casco azul” español resultó herido como consecuencia de un bombardeo israelí contra la zona de Abasiya y que posteriormente perdió la vida debido a la gravedad de las heridas.

Israel atacó hoy las inmediaciones de las zonas de Al Mayedia, Kafar Shuba, Al Abasiya y Al Uazani, ubicadas en el sur del territorio libanés, considerado feudo del grupo chií Hizbulá.

Por su parte, el Ejército israelí informó hoy de que un convoy militar fue atacado desde territorio libanés en las granjas de Chebaa, ocupadas por Israel, un acto reivindicado por Hizbulá.

La tensión ha aumentado en la zona después de que el pasado 18 de enero seis miembros del grupo chií Hizbulá y un comandante iraní de los Guardianes de la Revolución murieran por un ataque israelí en la provincia de Quneitra, vecina de los altos del Golán, ocupados por Israel en 1967.

Ayer Israel señaló que su Ejército abrió fuego de artillería contra posiciones en el lado sirio de los altos del Golán, después del lanzamiento de dos cohetes desde ese territorio que cayeron en áreas deshabitadas.

El jefe de la FINUL, general Luciano Portolano, subrayó ayer la necesidad de respetar la resolución 1701 de la ONU (que puso fin a la guerra entre Israel y Hizbulá en 2006) para mantener la seguridad y estabilidad.

Los militares españoles de la FINUL, que actualmente forman un contingente de 580 efectivos, mantienen el control del sector Este del sur del Líbano desde la guerra de 2006, que se saldó con 1.500 muertos del lado libanés, en su mayoría civiles, y unos 164 del israelí, principalmente miembros de las fuerzas armadas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo