Los kurdos expulsan a los yihadistas de Kobani tras más de 4 meses de asedio

Por Publimetro Colombia

Beirut, 26 ene (EFE).- Tras más de cuatro meses de asedio, la localidad siria de Kobani es desde hoy una ciudad libre de yihadistas después de que las fuerzas kurdas expulsaran a los combatientes del grupo Estado Islámico (EI), en una batalla que se ha convertido en un símbolo de la resistencia a los radicales.

“Felicidades por la liberación de Kobani a la humanidad, el Kurdistán y el pueblo de Kobani”, anunció en un tuit el portavoz Polat Can, de las Unidades de Protección del Pueblo, milicias kurdo sirias.

Sin embargo, desde el interior de la población, el presidente de la Administración Autónoma de Kobani, Anuar al Muslem, se mostró cauto en declaraciones telefónicas a Efe.

“Si bien se puede decir que Kobani está bajo el control total de las Unidades de Protección del Pueblo, todavía hay combates en algunas calles del barrio de Kani Kordane y Meqtel”, en el este de la localidad, dijo el responsable político.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó que los efectivos kurdos están “limpiando” algunas casas de los distritos orientales en busca de artefactos explosivos que hayan podido ser colocados por los extremistas durante su repliegue.

Con este logro de las fuerzas kurdas se pone fin a un asedio iniciado el pasado 16 de septiembre por los yihadistas contra uno de los principales enclaves kurdos de Siria, situado en la provincia septentrional de Alepo y fronterizo con Turquía.

Durante las primeras semanas, el avance del EI fue rápido e incluso llegó a dominar más de la mitad de la superficie de la localidad, pero este progreso fue frenado con la llegada de refuerzos “peshmergas”, fuerzas del Kurdistán de Irak que acudieron en ayuda de las milicias kurdo sirias.

En opinión del analista militar libanés general retirado Hisham Yaber, ha habido dos factores decisivos en la victoria kurda.

“El primero de ellos han sido los bombardeos de la coalición internacional (liderada por EEUU) que han golpeado fuerte al EI”, indicó el experto a Efe.

Desde el inicio de esos ataques aéreos contra posiciones del EI en Siria el pasado 23 de septiembre, los bombardeos contra los extremistas en Kobani han sido casi a diario.

No obstante, a juicio de Yaber, no hay que olvidar el papel desempeñado por las fuerzas aéreas del Ejército sirio.

“La coalición internacional golpeó al EI, pero apenas prestó atención a la parte logística y a las líneas de suministros de los yihadistas desde Al Raqa”, reflexionó el analista.

Recordó que la aviación del régimen de Bachar al Asad bombardeó la carretera que une Kobani con Alepo y zonas como Tel Shaer y Brich, por donde pasa una de las principales vías de aprovisionamiento del EI hacia la población kurdo siria.

Pero “el Ejército sirio llevó a cabo estos ataques no para servir a Kobani, sino a Alepo y para defender los pueblos de Nubul y Zahra, de mayoría alauí”, secta que profesa Al Asad, subrayó.

Después de Kobani resulta complicado vislumbrar hacia dónde dirigirán los radicales sus esfuerzos.

Los extremistas comenzaron la ofensiva contra esta urbe al poco de que Washington anunciara que iba a iniciar los bombardeos contra el EI en territorio sirio.

Días antes del lanzamiento de los ataques aéreos, los yihadistas evacuaron sus bases y cuarteles principales en las provincias de Al Raqa -su bastión principal en Siria- y Deir al Zur y trasladaron gran parte de sus combatientes a Kobani.

Su ubicación convertía a Kobani en una presa a priori fácil para los extremistas porque está prácticamente rodeada por territorio en manos del EI que, de hecho, la ha mantenido completamente cercada durante todo este tiempo, excepto por el norte, donde limita con Turquía.

Pese al triunfo de las fuerzas kurdas, Yaber advirtió de que la victoria de Kobani puede ser efímera, a menos que las Unidades de Protección del Pueblo organicen una defensa fuerte y compacta.

Y es que, a juicio del experto, el EI tiene ahora dos opciones: “O bien lanza un contraataque en Kobani o lo dejará para reorganizarse y asediar otra ciudad kurda, todo depende de la situación en el campo de batalla”.

Según cifras difundidas por el Observatorio hace diez días, al menos 1.607 personas han fallecido, la mayoría miembros del EI (1.091), durante la ofensiva de los radicales al enclave kurdo sirio.

Beirut, 26 ene (EFE).- Al menos diecinueve miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) murieron hoy en combates contra el ejército sirio en las inmediaciones del aeropuerto militar de la provincia de Deir al Zur, en el noreste del país.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, siete de los radicales fallecidos son extranjeros, algunos de ellos árabes.

Tras estos enfrentamientos, las fuerzas gubernamentales lograron recuperar el control de un campo agrícola situado al norte de la base aérea.

Por el momento, los medios de comunicación oficiales sirios no han confirmado estas informaciones.

El aeropuerto militar, que está ubicado en las afueras de la ciudad de Deir al Zur, es uno de los pocos puntos de la provincia que siguen en poder del régimen.

En julio pasado, el EI se hizo con el dominio de casi todo el territorio de la provincia de Deir al Zur, excepto de algunos barrios de su capital homónima y de la base castrense.

En diciembre, los extremistas lanzaron una ofensiva para tomar el control del aeropuerto que fue repelida por las fuerzas armadas.

Más de 200.000 personas han perdido la vida desde el inicio del conflicto en Siria en marzo de 2011, según la ONU.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo