Los hutíes dispersan a los manifestantes y cercan una emblemática plaza en Saná

Por Publimetro Colombia

Saná, 26 ene (EFE).- Los milicianos del movimiento chií de los hutíes atacaron hoy a decenas de manifestantes opositores que intentaban acceder a la emblemática plaza Al Taguir (el Cambio) en Saná, cercada por los primeros para evitar protestas.

Según pudo constatar Efe, los hutíes persiguieron a los manifestantes en la calle Al Dairi, que conduce a la plaza, y les lanzaron piedras, palos, botellas de agua y zapatos.

Los opositores buscaron protección en locales comerciales y en callejones de la zona, mientras que los periodistas y fotógrafos también fueron blanco de los ataques del grupo chií.

La plaza Al Taguir fue el epicentro de la revolución de 2011 contra el entonces presidente, Ali Abdalá Saleh, y se ha convertido ahora en el punto de encuentro de los contrarios a los hutíes.

Por ello, los milicianos impusieron hoy un cerco en los alrededores de la plaza y se desplegaron en el interior de la misma para evitar protestas.

Vestidos de policías, se concentran en puestos instalados en los accesos a la plaza, frente a la puerta principal de la Universidad de Saná, para prohibir la entrada de coches e inspeccionar a los viandantes.

Estas medidas se han adoptado después de las protestas opositoras celebradas en los últimos días en Al Taguir y tras la convocatoria hecha anoche por el Consejo de los Jóvenes de la Revolución Pacífica.

Este grupo instó a manifestaciones multitudinarias en Saná y en el resto de las provincias para protestar por “los actos fascistas de las milicias hutíes”.

Dichas protestas van a ser diarias, a partir de hoy, hasta “poner fin al golpe de Estado y liberar Yemen”, según el Consejo, que llamó a no dialogar con los hutíes.

Ayer, tres partidos yemeníes suspendieron su participación en dicho diálogo auspiciado por la ONU: Al Islah (la Reforma), brazo político de los Hermanos Musulmanes y rival del movimiento chií, el Socialista, y la organización naserista.

Estos grupos justificaron su decisión en la represión de los manifestantes en Al Taguir y el asedio de los milicianos hutíes a las viviendas de varios ministros.

En los últimos días han aumentado las voces que rechazan la toma del poder por parte del movimiento chií, que controla además de Saná otras seis provincias del país.

La situación se mantiene en vilo después de que el Parlamento yemení aplazara ayer de forma indefinida la reunión extraordinaria prevista para decidir sobre la renuncia presentada el jueves pasado por el presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Saná, 26 ene (EFE).- Varios países que han mediado en el Yemen expresaron hoy su preocupación por la situación en el Estado árabe y criticaron el uso de la violencia por parte del movimiento rebelde hutí para derrocar a las autoridades.

“Es inaceptable el uso de la violencia para lograr objetivos políticos y derrocar a las instituciones legítimas”, subrayó el llamado G10, formado por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, cuatro países del Consejo de Cooperación del Golfo y la Unión Europea.

En un comunicado, denunció asimismo las presiones que llevaron al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, y al Gobierno a dimitir la semana pasada, y que -agregó- intentan hacer “descarrilar el proceso de transición”.

En el texto, firmado también por Alemania, Japón, Holanda y España, los países recordaron que el pueblo yemení ha sufrido ya bastante y hace frente a “desafíos humanitarios y de seguridad”.

Advirtiendo a los hutíes, el grupo aseguró que son “responsables” ante el pueblo por haber conducido al país a una encrucijada.

Por ello, insistieron en que debe continuar el “proceso político legítimo y pacífico”, con un calendario y transparencia, basándose en los resultados del Diálogo Nacional celebrado el año pasado entre las fuerzas yemeníes.

Este diálogo se desarrolló en el marco del acuerdo que llevó a Hadi a la Presidencia en 2012 en sustitución de Ali Abdalá Saleh, tras una revolución contra el régimen de este último un año antes.

El citado grupo de países pidió a todas las partes que cesen la violencia y condenó el secuestro de responsables gubernamentales y el asedio a las casas de los ministros llevado a cabo por los hutíes.

En los últimos días, han aumentado las voces que rechazan la toma del poder por parte de este movimiento chií, que controla además de Saná otras seis provincias del país.

La situación se mantiene en vilo después de que el Parlamento yemení aplazara ayer de forma indefinida la reunión extraordinaria prevista para decidir sobre la renuncia presentada el jueves pasado por el presidente.

Saná, 26 ene (EFE).- Al menos tres supuestos terroristas de la organización Al Qaeda murieron hoy en un ataque aéreo efectuado por un avión estadounidense no tripulado en el centro de Yemen, el primero desde el inicio del año 2015.

Fuentes tribales explicaron a Efe que el avión lanzó un misil contra un coche todoterreno en el que viajaban los tres extremistas en la zona de Harib, situada entre las provincias de Maareb y Shabua.

Los tres cadáveres quedaron calcinados a causa del bombardeo, por lo que las autoridades no han podido identificarlos hasta el momento.

Este es el primer ataque de Estados Unidos en 2015 y, por tanto, desde la dimisión el jueves pasado del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, en medio de la actual crisis con el movimiento rebelde de los hutíes.

Durante los últimos dos años, Washington ha intensificado los ataques con aviones no tripulados contra los miembros de Al Qaeda en el centro, sur y este de Yemen.

Estados Unidos sostiene que Al Qaeda en la Península Arábiga, que tiene su base en Yemen y reivindicó el reciente atentado contra la sede del semanario francés “Charlie Hebdo”, es uno de los brazos más peligrosos y activos de la red terrorista.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo