Rajoy alza al PP como artífice del "cambio" sin ninguna alternativa enfrente

Por Publimetro Colombia

Madrid, 25 ene (EFE).- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha clausurado hoy la convención del PP pidiendo a los suyos que mantengan la cabeza “bien alta” y con el orgullo de haber traído ya el cambio a España, y ha advertido de que no hay alternativa en los “conjuros caribeños” de Podemos ni en la “vuelta atrás” del PSOE.

Rajoy ha cerrado el cónclave que durante tres días ha reunido a los populares en Madrid con un discurso en el que ha hecho gala de los resultados económicos, ha garantizado que no está dispuesto a permitir que la corrupción empañe toda su gestión y ha arremetido contra quienes ofrecen “planteamientos mesiánicos” y “doctrinarios”.

Un mensaje directo a Podemos del jefe del Ejecutivo, al que ha unido sus críticas a las del PSOE: “España no está para dar saltos en el tiempo, no podemos volver atrás”, ha dicho.

Además, dos días después de que el expresidente José María Aznar llamase al partido a mantener sus esencias, recuperar la centralidad Y ganar las elecciones por una “necesidad histórica”, Rajoy ha abierto su intervención subrayando su orgullo por el PP.

Y delante de Aznar, los barones del partido y la actual dirección ha subrayado que la “grandísima organización” que en su día soñó el fundador del partido, Manuel Fraga, es hoy “una gran realidad”.

En todo momento, al repasar su gestión, se ha referido Rajoy al “cambio que está transformando España” y al hecho de que se ha dado “la vuelta” a la situación que dejaron los socialistas y se ha salvado al país de una “catástrofe” que hace tres años “parecía inevitable”.

“Ése y no otro es el cambio”, ha dicho Rajoy, quien ha criticado en numerosas ocasiones a los socialistas por no reconocer la mejora económica ni querer hablar de la recuperación. “No vaya a ser que los españoles recuerden quién les metió en la crisis y quiénes les estamos sacando de ella”, ha dicho.

También ha contrapuesto el “cambio” que está protagonizando su gobierno con el que pretende Podemos.

Así, tras señalar que los problemas no se resuelven con “conjuros caribeños” ni “planteamientos mesiánicos”, ha señalado, en clara alusión a Pablo Iglesias, que “no es lo mismo dar doctrina en un programa de televisión que defender los intereses de España en el Consejo Europeo”.

“No podemos jugarnos el futuro a la ruleta rusa de la frivolidad, la incompetencia o el populismo”, ha insistido el jefe del Ejecutivo en un discurso en el que también ha aludido al problema de la corrupción.

Tres días después de la salida de la cárcel del extesorero del PP Luis Bárcenas, Rajoy ha lamentado que haya quienes entraron en política para obtener réditos personales y ha recordado que su partido ha intervenido “sin dudarlo” cuando ha advertido conductas punibles, pero ha admitido que no puede garantizar la conducta de todos y cada uno de sus cargos.

En cualquier caso ha insistido en que el Gobierno está dando una “respuesta firme” a la corrupción y ha criticado la “demagogia y el oportunismo político” de quienes aprovechan este problema para atacar al Gobierno.

Además, ha advertido de que no piensa consentir que esta cuestión “empañe” la honorabilidad de su partido y “oculte” su gestión y lo que se ha conseguido estos tres años.

El debate soberanista catalán ha vuelto a estar presente en este cónclave cuando Rajoy ha advertido de que las elecciones que pretende convocar en Cataluña el próximo 27 de septiembre el presidente de la Generalitat, Artur Mas, “no pueden ser ni serán un camino hacia la fractura de España”

Ha criticado la convocatoria de esos comicios y también el previsible adelanto electoral en Andalucía, y ha señalado que en ambos casos responden “a razones puramente partidistas, al interés propio y no al interés general de los ciudadanos”.

Ha insistido Rajoy en que las elecciones catalanas tendrán el mismo carácter de siempre y no serán plebiscitarias.

Y ha añadido que si alguien cree que “con un subterfugio tan burdo podrá soslayar la legalidad y tomar decisiones que las leyes no autorizan, no tiene los pies en el suelo”.

Rajoy ha prometido asimismo que los populares catalanes pueden contar con el apoyo del partido en toda España (está previsto que él mismo acuda el próximo sábado a un acto del PP en Barcelona sobre rebaja de impuestos) y ha resaltado que sólo el PP garantiza la legalidad y la defensa de la igualdad de los españoles.

Madrid, 25 ene (EFE).- Algunos de los principales dirigentes del PP han expresado hoy su satisfacción con el discurso pronunciado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un mensaje que han calificado de realista y esperanzador y que, a su juicio, da “ímpetu” al partido para afrontar las próximas citas electorales.

Ese es el resumen de las declaraciones que han realizado al término de la Convención Nacional del PP por, entre otros, Jesús Posada, Esteban González Pons, Alberto Fabra, José Ramón Bauzá y Juan Manuel Moreno.

Incluso el presidente de honor del partido, José María Aznar, cuyo discurso en la inauguración ha sido uno de los temas más comentados durante la Convención, ha afirmado que el mensaje de Rajoy le ha parecido “muy bien”.

Para el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha sido “extraordinario”, centrado en los asuntos que preocupan a los españoles, “firme” ante el reto de Cataluña y contra la corrupción y dejando constancia de la recuperación económica, para la que ha sido “indispensable” el PP.

Un discurso que “no es triunfalista, es realista”, pero que ha logrado que los militantes hayan salido “con ímpetu, con ganas de enfrentarse a las elecciones”, con lo que la Convención ha sido un éxito.

El vicesecretario de Estudios y Programas del partido, Esteban González Pons, ha opinado que es “un gran discurso”, pues se resume en que, “con más empleo y menos impuestos”, el PP puede ir a las próximas elecciones y decir a los ciudadanos: “hemos cumplido nuestro programa, hemos cumplido nuestro mandato, aquí estamos para lo que haga falta”.

Entre los barones del PP, el presidente valenciano, Alberto Fabra, ha aplaudido que Rajoy haya plasmado un “proyecto consolidado y esperanzador”, que ha hecho lo más difícil, la salida de la crisis, pero aún tiene mucho que ofrecer a los españoles.

El presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, ha considerado que Rajoy ha hecho hoy “el discurso de una realidad”, sin obviar las dificultades y asumiendo que el PP ha podido cometer algún error.

“No hay ningún partido que pueda dar mayor estabilidad en base a una responsabilidad de acción de gobierno” , ha añadido Bauzá en referencia al PP.

Para él, Rajoy es también hoy en día “el único dirigente capaz de generar la estabilidad que necesita España” y ha destacado que eso es reconocido internacionalmente.

Ante la pregunta de si Podemos es ya el enemigo político del PP, ha considerado que su partido no tiene enemigos políticos, sino que quien puede tenerlos es la sociedad si no sabe diferenciar entre los titulares y los eslóganes, por un lado, y la acción de gobierno responsable, por otro.

Además, ha negado que tenga miedo alguno a lo que pueda seguir contando Luis Bárcenas y ha señalado que la Justicia debe actuar con contundencia y rigor para que tanto el extesorero del PP como todo el mundo sepa que con la confianza de las personas no se juega y “el que la hace, la paga”.

Juan Manuel Moreno, presidente del PP andaluz, ha considerado un éxito la convención porque de ella cree que el partido sale más unido y con un mensaje claro de Rajoy para ganar la ilusión y el futuro.

“Estamos con las pilas cargadas y con un objetivo común: no truncar la recuperación económica y generar mayorías sociales que apoyen al PP en las próximas elecciones”, ha añadido.

Respecto a las posibles elecciones adelantadas en Andalucía, ha considerado que son muy abiertas y se afrontan con una enorme incertidumbre, pero el PP está capacitado para renovar su victoria y para que “la ilusión del cambio se haga realidad”.

Madrid, 25 ene (EFE).- Con la catedral de Santiago de Compostela de fondo, el auditorio del Palacio de Congresos de Madrid ha sido hoy el escenario de una ‘oda al orgullo’, la del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, decidido a levantar el ánimo de los suyos y advertir a otros de que el cambio que piden es el que ya ha traído él.

Y es que Rajoy está convencido de que a los populares le sobran los motivos para estar orgullosos. Orgullosos de haber logrado que España “esté renaciendo”, conseguir que el país no se haya roto “ni por sus costuras sociales ni por sus costuras territoriales” y orgullosos también, claro está, de militar en el PP.

Un consejo más del presidente: Ni caso a lo que digan otros. “De algo tienen hablar”, dice Rajoy, que cierra la convención del PP con una consigna clara. Algo así como: “nosotros a lo nuestro” y a ganar las elecciones para seguir gobernando porque “queda mucho por hacer”.

Lo pretendiera o no, Rajoy respondía así de un plumazo las dos preguntas que el primer día de la convención lanzaba al aire el presidente de honor del partido, José María Aznar.

¿Dónde está el PP?, ¿Queremos ganar las elecciones?.

Pues el jefe del Ejecutivo no tiene dudas. Aún a riesgo de que le acusen de triunfalista, dice que su partido es el que ha conseguido “un cambio de la noche al día”, de un gobierno socialista que “metió” a España en la crisis a un gobierno del PP que la está “sacando de ella”.

Vamos, que el cambio que piden otros, como el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ya está aquí y no es otro que el PP.

Porque, dice el presidente, que “no Podemos” jugarnos el futuro a la “ruleta rusa” de la frivolidad o el populismo y que no es lo mismo salir en la tele a dar doctrina “mesiánica” que defender a España en Europa.

Así que Pablo Iglesias puede seguir pidiendo el cambio, como sin duda hará el próximo fin de semana en Madrid en la gran marcha que Podemos ha convocado con ese único fin, que Rajoy mientras tanto seguirá a lo suyo.

A palabras necias oídos sordos del presidente, un refrán que podría aplicarse también a las acusaciones que otros partidos le lanzan por los escándalos de corrupción. Y en este caso, también aplica la misma receta.

“Otra cosa es que algunos no tengan de qué hablar”, ha dicho Rajoy puntualizando que eso tampoco es culpa del PP.

Al presidente lo que le importa es que los españoles sepan que sus medidas han servido para sacarles de la crisis y ese deseo puede ser el que ha querido también plasmar en uno de los vídeos exhibidos en esta convención.

En él puede verse a Rajoy visitando casa por casa, comercio por comercio, y entrando hasta al salón de una familia cualquiera para darles las gracias por todo lo que se ha conseguido.

Los populares, en definitiva, se llevan de esta convención este balón de oxigeno que les ha dado Rajoy para que aguanten las críticas y dejen pasar el temporal.

Palabra de Rajoy: “De lo que digan otros….., dejad que se ocupe el viento”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo