Jornada trágica en Donetsk: 41 muertos y un trolebús bombardeado

El gobierno ucraniano pierde el aeropuerto de Donetsk ante los separatistas

Por Juan Manuel Reyes / Publimetro

Donetsk, la ciudad que ha sufrido con mayor intensidad la lucha entre el ejército ucraniano y los separatistas prorrusos en los últimos meses, vivió una dura jornada que dejó 41 muertos este jueves. El aeropuerto de la ciudad fue abandonado por el ejército luego de varios meses de lucha y 13 personas murieron al ser bombardeado un trolebús.

El ejército ucraniano, que desde mayo había sostenido una batalla para evitar que el aeropuerto de Donetsk fuera tomado por los rebeldes, anunció el retiro de sus tropas tras ser incapaces de repeler efectivamente la embestida que desde el 15 de enero llevaban a cabo las fuerzas separatistas.

Aunque Yuri Bikorov, consejero del presidente Petro Poroshenko, aceptó que las tropas oficialistas “han fracasado en mantener el control de la nueva terminal”, aseguró que el aeropuerto sigue siendo una zona de combate. La pérdida de la terminal aérea es un duro golpe simbólico para Kiev, a pesar de que su infraestructura se encuentre en ruinas tras ocho meses de combate.

También en Donetsk, doce personas perdieron la vida en un barrio periférico de la ciudad, luego de que un mortero impactara el trolebús en el que viajaban. Otra persona más, en un automóvil particular, también falleció a causa de la explosión, que dejó adicionalmente 12 personas heridas, según declaró la alcaldía de Donetsk.

Estos 13 muertos se suman a 10 soldados fallecidos en combates en el este de Ucrania, así como 18 civiles en las ciudades de Govrilka y Lugansk. Kiev y Moscú se han acusado mutuamente sobre el bombardeo al trolebús, que sigue a otro ataque a un autobús la semana anterior en Volnovakha que dejó 12 víctimas fatales.

Una veintena de soldados oficialistas, capturados en las ruinas del aeropuerto de Donetsk, fueron obligados a desfilar por los separatistas hasta los restos del trolebús atacado. Los soldados marcharon ante los habitantes de la ciudad, quienes les lanzaron bolas de nieve y fragmentos de vidrio y les gritaron “ratas” y “perras”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo