Asesinado un dirigente de los hutíes en el sur del Yemen

Por Publimetro Colombia

Saná, 18 ene (EFE).- Dos hombres armados asesinaron hoy con disparos al dirigente del movimiento chií de los hutíes Yamal Muqaibil en el centro de la ciudad de Al Dalea, en el sur del Yemen, informó este grupo en un comunicado.

Muqaibil, profesor universitario, fue asesinado por “takfiries” (extremistas suníes), que es el término que utilizan los milicianos hutíes para mencionar a los miembros de la red terrorista Al Qaeda, según la nota.

Mientras, medios locales explicaron que dos hombres encapuchados y que se desplazaban en moto abrieron el fuego contra la víctima al salir de su casa en la ciudad de Al Dalea, ubicada 100 kilómetros al norte de la población portuaria de Adén.

Según esas mismas fuentes, Muqaibil es el representante de los hutíes en la provincia de Al Dalea y su antecesor fue asesinado el año pasado de la misma manera.

Al Qaeda suele perpetrar asesinatos contra responsables de seguridad y militares de Yemen, así como contra dirigentes de los hutíes, que en los últimos meses han extendido su control en la capital yemení, Saná, y otras provincias del país.

El pasado 31 de diciembre, los hutíes fueron blanco de un grave atentado suicida en la ciudad de Eb, 200 kilómetros al sur de Saná, que causó al menos 23 muertos y 48 heridos durante una celebración por el aniversario del nacimiento del profeta Mahoma.

Saná, 18 ene (EFE).- El presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, ordenó hoy al Ejército yemení proteger la capital del país, Saná, después de que ayer los rebeldes chiíes secuestrasen al director de su oficina, Ahmed Auad Mubarak, informó la agencia oficial de noticias Saba.

La orden fue emitida tras una reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Defensa, presidida por Hadi, para estudiar la evolución de la situación de seguridad en el país.

Durante la cita, el mandatario insistió en la necesidad de que “el Ejército y la policía asuman la responsabilidad de preservar la seguridad en Saná”.

Por el momento no se ha visto ningún movimiento de las fuerzas militares en la capital yemení, que se encuentra bajo el control de los combatientes del movimiento chií de los hutíes desde finales del pasado mes de septiembre.

El secuestro ayer de Mubarak puso en evidencia de nuevo la complicada relación entre la Presidencia y los hutíes, que controlan, además de la capital, siete provincias del Yemen.

Los hutíes justificaron el secuestro del jefe de la oficina presidencial para “poner fin a los obstáculos” que suponía este responsable para la aplicación del acuerdo de paz alcanzado con la Presidencia yemení el pasado 21 de septiembre.

Acusaron a Mubarak de intentar allanar el camino a la aprobación de un borrador de la nueva Constitución que “incluye varias violaciones y tiene el objetivo de destrozar el país”.

El proyecto de Carta Magna estipula la división del país en seis regiones bajo un nuevo Estado federal, algo rechazado por el movimiento chií, que aboga por tan solo dos provincias.

El movimiento chií ha ocupado los edificios gubernamentales de Saná, establecido puestos de control en las ciudades en sus manos e irrumpido en las oficinas o viviendas de miembros del Ejecutivo y de grupos rivales.

Los rebeldes, que controlan desde 2010 la provincia septentrional de Saada, han expandido sus dominios a otras regiones del país y forzaron en septiembre pasado la dimisión del Gobierno.

Desde octubre, afrontan, sin embargo, una dura resistencia por parte de clanes suníes y de Al Qaeda, siendo este último autor de varios atentados contra los chiíes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo